La actividad en las terminales de contenedores del puerto de Barcelona ha vuelto a la normalidad este pasado miércoles 16 de noviembre, tras varios días de bajo rendimiento por parte de los estibadores que han finalizado con la firma del nuevo convenio colectivo entre estibadores y empresas.

La Organización de Estibadores Portuarios de Barcelona (OEPB) y la Asociación de Empresas Estibadoras del puerto catalán han formalizado este miércoles la firma del convenio, que prorroga hasta 2020 la vigencia del actual y que a su vez había sido prorrogado por dos años en 2014.

Desde el sindicato Coordinadora aseguran que la firma de este convenio «permite lanzar un mensaje de estabilidad y seguridad al sector tras unos días de incertidumbre». Si bien la actividad de los estibadores no cesó durante la última semana, sí que han trabajado con un rendimiento más bajo del habitual, según señalan desde el puerto de Barcelona.

Colas de cientos de camiones en el puerto

Esta bajada del rendimiento ha traído consigo, entre otras consecuencias, colas de centenares de camiones en los accesos de la instalación portuaria esperando a ser atendidos, problemas que comenzaron el jueves día 10 tras una asamblea de los estibadores y que desembocaron en colas de más de 500 camiones el martes día 16.

Desde el sindicato han destacado el «positivo papel» que ha jugado la Autoridad Portuaria de Barcelona en el desbloqueo de la situación y que se ha traducido en la firma del convenio, pese a no ser parte negociadora en el mismo.