Zara ha culminado el despliegue del sistema de gestión integrada de stock en los 49 mercados en los que opera con plataforma local, según ha comunicado su matriz Inditex esta misma semana.

La empresa de moda gallega utiliza un sistema logístico avanzado a nivel mundial para gestionar de manera centralizada de su inventario a partir de un total de 19 grandes almacenes reguladores, tras arrancar en España, como una experiencia piloto, y llegar el pasado mes de septiembre a 20 mercados internacionales de la enseña.

Así mismo, Zara ya cuenta con canal de comercio electrónico en 202 mercados en todo el mundo, tras el lanzamiento de su web de venta global en noviembre, con la intención de contar con presencia on-line en todos los países del mundo en 2020.

Por otra parte, la enseña de Inditex sigue innovando en el terreno de la omnicanalidad y ya ha incorporado siete nuevos puntos automatizados de entrega de pedidos on-line en sus tiendas de Milán, Bilbao, Amsterdam, Glasgow, Liverpool, Leicester, así como, esta misma semana, en París. Zara empezó a probar esta nueva experiencia de compra en Londres a comienzos de este mismo año.

De igual modo, y por lo que respecta a otras actuaciones del grupo gallego en su cadena de suministro, las obras del nuevo punto de conexión logística de la localidad neerlandesa de Lelystad continúan según lo planificado y ya está en marcha el centro de A Laracha, en A Coruña (España), dedicado al aprovisionamiento de tejido para fábricas.

Además, también en el primer semestre ha quedado completada la ampliación de 80.000 m² de la sede central del municipio coruñés de Arteixo, en la que trabajan los equipos centrales de diseño, producto, sostenibilidad y tecnología, entre otros.