Humos de combustión en tubo de escape

Europa se encuentra por detrás de China y Estados Unidos en lo que se refiere al desarrollo de vehículos limpios.

La Comisión Europea ha presentado un nuevo paquete de medidas para fomentar la reducción de emisiones en el transporte, en el que propone que los turismos y furgonetas nuevos disminuyan sus emisiones de CO2 en un 30% para 2030 con respecto a 2021.

Esto supone un gran cambio para los fabricantes, que tendrán que producir nuevos modelos de bajas emisiones, además de impulsar el desarrollo del vehículo eléctrico, tomando la iniciativa en el ámbito de la transición energética.

Entre las medidas planteadas, se incluye un plan de actuación para el despliegue de una infraestructura a nivel europeo para los combustibles alternativos, como puntos de recarga para modelos eléctricos. De este modo, podrán potenciarse los planes nacionales, incrementar la inversión y conseguir una mayor aceptación por parte de los consumidores.

Asimismo, se han fijado unos objetivos intermedios para 2025, con el fin de que las inversiones se inicien cuanto antes y para 2020 se haya logrado un equilibrio entre las necesidades de movilidad de los europeos y la protección de su salud, así como la del planeta.

En lo que se refiere al desarrollo de los vehículos limpios, solamente un 1% de las ventas de nuevas unidades corresponde a modelos eléctricos.

El comisario de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, ha señalado que Europa se encuentra por detrás de China y Estados Unidos en lo que se refiere al desarrollo de los vehículos limpios. Actualmente, según ha indicado, solamente un 1% de las ventas de nuevas unidades corresponde a modelos eléctricos.

Además, los usuarios europeos pueden elegir entre seis tipos de vehículos eléctricos, lo que contrasta con los 600 disponibles en Asia. A esto se añade que los países de la Unión Europea deben trabajar para recuperar la confianza de los clientes en este ámbito tras el escándalo de los motores trucados de Volkswagen.

Críticas al nuevo paquete de medidas

Las medidas incluidas en el nuevo paquete no son suficientes para la Asociación Transport & Environment, que reclamaba una reducción de las emisiones del 40%, ni para el Grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo, que pedía un 60%.

También se ha criticado la ausencia de una cuota obligatoria de vehículos de cero emisiones, considerada por muchos como la mejor manera de aumentar su disponibilidad. En su lugar, la Comisión ha optado por incentivar su producción y fomentar su uso entre las autoridades públicas del transporte y los ciudadanos.