Entre los meses de enero y marzo de 2018, el puerto de Barcelona ha registrado un tráfico ferroviario de contenedores de 69.182 TEUs, lo que supone un incremento del 21% y sitúa la cuota ferroviaria en el 14,6%. Aragón es actualmente el mercado de referencia del recinto catalán, tanto por volumen de contenedores como por la extensa oferta de servicios entre ambas regiones.

El 61% del total del tráfico ferroviario del puerto tiene a Aragón como origen o destino. La Autoridad Portuaria de Barcelona ofrece un total de 27 conexiones semanales con la Terminal Marítima de Zaragoza y cinco servicios semanales con PlaZa, donde opera tanto en la terminal ferroviaria de Noatum como en la de LTA.

El volumen de carga contenerizada transportada en tren entre el puerto y PlaZa ha crecido un 23% en el primer trimestre de 2018. Además, otros cinco servicios semanales enlazan el enclave con la Terminal Intermodal de Monzón, TIM, en Huesca. El transporte ferroviario entre el puerto de Barcelona y esta instalación ha experimentado un crecimiento del 64% desde enero.

La oferta ferroviaria entre las terminales interiores de Aragón y el puerto de Barcelona, con 37 servicios semanales en total, ha permitido reducir de manera significativa los costes logísticos de las empresas de la región, que disponen así de una conectividad ágil y eficiente.

Barcelona es el puerto europeo que más ha crecido en 2017, con un incremento del 32% en el tráfico de contenedores, y el primero del país en tráficos con Asia, que se ha convertido en un socio clave de las empresas aragonesas.

Tráfico ferroviario con otras regiones

En cuanto al tráfico ferroviario con otros puntos de la península ibérica también ha tenido una evolución muy positiva. Es el caso de Azuqueca de Henares, en Guadalajara, donde los intercambios con la Terminal Intermodal Centro han repuntado un 71%, mientras que con Tarragona han crecido un 63%, con la Terminal Intermodal de Navarra un 48% y con Burgos un 12%.

En lo que respecta al tráfico ferroviario de vehículos, el 33% de los que canaliza el puerto llegan o salen en tren. Durante el primer trimestre de 2018 han llegado o salido del recinto un total de 65.388 unidades, un 4% más que en el mismo periodo de 2017.

El crecimiento ha sido más destacado, llegando al 15%, en los servicios de ancho internacional que conectan el recinto portuario con diversos destinos europeos. En marzo, se ha puesto en marcha una una línea con Kornwestheim, en Alemania, que operan DB Cargo y Renfe, con capacidad para unos 250 vehículos por trayecto.