Operaciones en almacén de GLS

Los operadores llevan meses trabajando en la preparación de la campaña navideña y el periodo de rebajas.

El gran incremento de los pedidos que se ha producido con el ‘Black Friday‘ ha motivado retrasos en las entregas de los operadores logísticos, con las consiguientes quejas de los usuarios, tanto por la demora como por el servicio de atención al cliente ofrecido.

Así, se han registrado retrasos en los pedidos de más de cinco días, y muchos compradores se quejan de las dificultades para ponerse en contacto con las compañías, que alegan que la elevada demanda de productos en estos días está provocando algunas dificultades en la gestión de las entregas.

De hecho, algunas de ellas ya se han disculpado con sus clientes a través de las redes sociales por los inconvenientes que haya podido causarles esta situación, que se ha acentuado en los núcleos de mayor densidad, como Madrid o Barcelona.

Los operadores llevan meses trabajando en la preparación de la campaña navideña y el periodo de rebajas. Contemplaban un destacado crecimiento de la actividad del 20%, que podía acentuarse en fechas clave, como el ‘Black Friday‘, el ‘Cyber Monday‘ o el día 19 de diciembre, que es la fecha que prevén como la de máxima entrega.

Por este motivo, los operadores que ya habían ampliado sus plantillas para poder atender el aumento previsto de los envíos, están ampliando aún más sus equipos de reparto y de atención al cliente, adoptando medidas que les permitan garantizar las entregas en los plazos previstos.

Sin embargo las previsiones se han quedado cortas, según advierten desde la patronal UNO, que admite que las ventas online se han incrementado de media un 35%, llegando incluso en algunas ciudades como Madrid, al 50%, duplicando las cifras de 2015.

Este ‘éxito’ sin precedentes, ha hecho que las entregas procedentes del comercio electrónico en estas fechas, se hayan triplicado, llegando a superar el millón de envíos diarios en la semana posterior al ‘Black Friday’.

Los mayores volúmenes se han registrado en las grandes capitales como Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia

Por ello, las compañías del sector están trabajando para volver a la normalidad cuanto antes en sus niveles de servicio realizando entregas en fines de semana y festivos, y adaptándose en tiempo real a las nuevas necesidades de los e-tailers, con nuevas incorporaciones a sus plantillas, implementando soluciones que les permitan flexibilizar las entregas.

Todo con el fin de recuperar la normalidad cuanto antes y prepararse para los nuevos crecimientos en la demanda de las próximas semanas.