El Comité Nacional de Transporte por Carretera, CNTC, ha abierto definitivamente la puerta a negociar con los cargadores el aumento de la Masa Máxima Autorizada de los vehículos pesados hasta las 44 toneladas. 

El presidente de Conetrans, Carmelo González, ha señalado en el XVII Foro Nacional de Transporte de Aecoc, celebrado este miércoles 15 de marzo en Madrid, que el CNTC «tiene muy claro las condiciones que se han de dar en el supuesto de llegar a cualquier tipo de acuerdo».

Aunque González ha asegurado que los transportistas «serán duros y beligerantes en algunos casos», y que «tratarán de poner sentido común a las cosas, por el bien del sector del transporte y de las empresas cargadoras», sus palabras confirman que la negociación está en marcha.

La oposición gana fuerza

Mientras tanto, la oposición a su implantación también gana fuerza. A Froet y Atfrie, que ya habían mostrado su rechazo, se han sumado este miércoles las asociaciones de transportistas Astrali Valencia y Astac Cataluña, la Federación Uniatramc y la Plataforma del Transporte ‘En Ruta Todos a Una’.

Tras mostrar su oposición a las 44 toneladas y antes de que González se pronunciase en el encuentro de Aecoc, desde estas asociaciones han señalado que las declaraciones del presidente de la CETM, Ovidio de la Roza, en las que dejó entrever la posibilidad de la negociación con los cargadores, fueron «desafortunadas» o una maniobra para mejorar sus relaciones con el sector de la Gran Distribución.

De hecho, tal y como señaló cadenadesuministro.es, el escenario esbozado por De la Roza en febrero presentaba poco menos que una utopía, pero las recientes declaraciones del presidente de Conetrans no dejan lugar a dudas: el CNTC está dispuesto a negociar las 44 toneladas.

Es necesaria la intervención del Gobierno

«Podemos parecer ingenuos, que no lo somos, o ignorantes, que tampoco lo somos», ha explicado el presidente de Conetrans, para quien hacen falta «garantías, y no sólo buenas palabras» para la implantación de las 44 toneladas. «Es en este cumplimiento de garantías en el que debe jugar un papel muy importante el Ministerio de Fomento», ha explicado.

Y es que muchas de las cuestiones que plantean los transportistas, entre ellas la regulación del gasóleo o el pago a 30 días, deben ser reguladas por la Administración, según González, y el Gobierno «debe validar los acuerdos que se vayan a tomar».

«De conseguirse los acuerdos que estamos tratando, será un proceso en el que no habrá vencedores ni vencidos, ya que o nos llevamos todos una parte de los beneficios que esto puede traer o los habremos cerrado en falso», ha afirmado el presidente de Conetrans.

Por su parte, la secretaria general de Transporte, Carmen Librero, ha señalado en el mismo encuentro que debe avanzarse en la posible modificación de pesos y dimensiones «buscando siempre el consenso de todos los actores implicados».