El proyecto H2Ports del puerto de Valencia es un referente en la estrategia energética española para combatir el cambio climático, que convertirá al puerto en el primero de Europa en usar vehículos portuarios propulsados por pilas de hidrógeno.

Durante la jornada Hidrógeno Renovable: una oportunidad para España’, se ha recordado que la utilización de hidrógeno en el sector del transporte y la logística es uno de los ejes fundamentales de la hoja de ruta del hidrógeno que presentó el Ejecutivo a principios de octubre.

Esta estrategia establece una serie de objetivos para alcanzar la neutralidad climática en 2050, un objetivo que en el caso de la Autoridad Portuaria de Valencia se adelantará 20 años con su plan ‘2030, cero emisiones‘.

El hidrógeno en las terminales 

H2Ports es una de las cinco iniciativas en curso destacadas por el Ministerio para la Transición Ecológica en materia de hidrógeno que ha sido reconocida mediante la concesión de  fondos estatales o europeos. Este proyecto piloto, con el que se espera reducir el impacto ambiental de las operaciones logísticas portuarias, permitirá al puerto incorporar la energía del hidrógeno en sus terminales en 2021.

Con este fin, se probará una ‘reach stacker’ para la carga, descarga y transporte de contenedores, alimentada con hidrógeno, así como una cabeza tractora de terminal para operaciones ro-ro, propulsada por pilas de hidrógeno, y una estación móvil de suministro de hidrógeno para garantizar los ciclos de trabajo continuos de dichos equipo que se está desarrollando en el Centro Nacional de Hidrógeno.

El proyecto, con una inversión total de cuatro millones y financiado por el programa ‘Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking, también tiene como objetivo transversal la realización de estudios de viabilidad para el desarrollo de una cadena de suministro de hidrógeno sostenible en el puerto.