El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Barcelona de este mes de octubre ha aprobado la prórroga en ocho años de la concesión de la terminal de contenedores APM Terminals Barcelona.

Así mismo, la ampliación del plazo de la concesión, que ahora finalizará en octubre de 2036, comporta un importante plan de inversiones por valor de 104 millones de euros que se llevará a cabo entre 2022 y 2028.

APM Terminals Barcelona, ​​situada en el muelle Sur con una superficie de 81 hectáreas y 1.500 metros de línea de muelle, realizará inversiones destinadas a mejorar sus instalaciones y maquinaria de terminal.

Las mejoras que se acometerán incluyen, entre otras, la remodelación del muelle para incrementar el calado, así como la incorporación de nuevas grúas y maquinaria de terminal para atender a los grandes portacontenedores.

Por otra parte, el máximo órgano de gestión del enclave catalán también ha prorrogado la concesión de Relisa para tráficos de graneles líquidos en diez años.

Esta ampliación de la concesión, que ahora finalizará en febrero de 2041, comporta un plan de inversiones destinado a mejorar su productividad y eficiencia de uos 10,3 millones de euros y que se ejecutará hasta el año 2026 para incrementar su capacidad de almacenamiento, así como para mejorar la operativa de su terminal ferroviaria.

De igual modo, la compañía también se ha comprometido a colaborar con la Autoridad Portuaria para mejorar y remodelar los atraques en el muelle de la Energía.