BarcelonaPort terminal contenedores muelle Príncipe de Espana

El comercio internacional de contenedores ha crecido un 6,7% en importaciones y un 5,4% en exportaciones.

Durante los ocho primeros meses del año, el puerto de Barcelona ha registrado un tráfico de contenedores de 1.945.647 TEUs, lo que supone un aumento del 30,2% respecto al mismo periodo de 2016.

Este segmento ha avanzado a ritmo de doble dígito durante todos los meses, lo que sitúa al recinto portuario como el que más ha crecido en este actividad en Europa. Hasta agosto, el puerto ha obtenido resultados positivos tanto en transbordo, como en comercio exterior y cabotaje con las islas.

El mayor incremento ha sido el de la carga contenerizada de transbordo, que ha repuntado un 128,3%. En cuanto al comercio internacional, ha mantenido una buena evolución, con crecimientos del 6,7% en las importaciones y del 5,4% en las exportaciones.

Cabe recordar que en julio, el puerto de Barcelona ha ampliado su oferta con cinco nuevas líneas regulares, operadas por MSC, para reforzar las conexiones de la capital catalana con ciertos mercados estratégicos, como La India, Estados Unidos, Canadá o Brasil.

En lo que respecta al tráfico total, la instalación portuaria ha registrado 40 millones de toneladas hasta el mes de agosto, lo que implica un aumento del 21,3%. Además del movimiento de contenedores, han contribuido a estos resultados los graneles líquidos, que han crecido un 16,2% hasta los 9,4 millones de toneladas.

Aumenta el tráfico rodado

En cuanto al tráfico rodado, se han transportado más de 270.000 Unidades de Transporte Intermodal, UTIs, un 6,5% más que el año anterior. En concreto, en el segmento de las autopistas del mar, el puerto ha superado las 94.500 UTIs, un 7,3% más. Esto supone el desvío de un número idéntico de camiones de la carretera al modo marítimo.

Respecto al tráfico de vehículos, hasta agosto se han movido 554.779 unidades, lo que supone un descenso del 8,7%. Las importaciones de automóviles, sin embargo, mantienen la tónica positiva, con un repunte del 5,8%.

En el apartado de pasajeros, el puerto de Barcelona ha recibido a 2,7 millones de personas, un 2,2% por encima de la cifra alcanzada en 2016. Los pasajeros de línea regular han aumentado un 11%, mientras que los cruceristas se han reducido un 2,8% hasta los 1,68 millones.