Porcentaje de portacontenedores en el mercado

El tamaño de la flota mundial de portacontenedores ha vuelto a aumentar este 2015 por cuarto año consecutivo, estableciéndose al cierre del ejercicio en unos 5.200 buques con capacidad para transportar 19,94 millones de TEUs, según datos de Alphaliner.

El último informe de la consultora Drewry señala que alcanzar los 20 millones de TEUs es sólo cuestión de meses, en un sector en el que la sobrecapacidad y el exceso de oferta ante la menor demanda están bajando los fletes hasta cuestionar la rentabilidad de los envíos.

Durante el último ejercicio, la flota ha aumentado 8,5% con respecto a 2014, lo que representa el mayor incremento interanual de la historia. En concreto, los buques botados durante este año, un total de 214, suman 1,55 millones de TEUs y eclipsan los 1,35 millones de TEU añadidos a la flota en 2006.

Al aumento de buques se suma la disminución del desguace. En 2015, sólo han sido retirados 150.000 TEUs, menos de la mitad de los 380.000 TEUs que se desguazaron en 2014.

Aumentan los grandes buques

El número de grandes portacontenedores sigue en aumento, lo que conlleva que este tipo de buques ganen peso en el transporte marítimo. Actualmente, el 22% de los buques superan los 10.000 TEUs, mientras que en el 2011 estos representaban sólo el 4% de la flota mundial.

Tamaño medio de los contenedores de la flota mundial

El tamaño medio de la flota se ha duplicado en el presente siglo hasta llegar a los 3.700 TEUs en el 2015, mientras que el tamaño medio de los buques entregados en el último ejercicio asciende a los 8.400 TEUs.

Además, los datos recopilados por Alphaliner señalan que, sólo en 2015, los operadores encargaron la construcción de 60 buques de entre 18.000 y 22.000 TEUs, lo que representa el 24% de la cartera de pedidos que los astilleros manejan en la actualidad. Además, ya había ordenadas 52 naves de entre 10.000 y 13.300 TEUs en el ejercicio anterior.

Según las previsiones de Drewry, desde la que han defendido en varias ocasiones la necesidad de frenar la incorporación de grandes mega-buques, la capacidad de la flota mundial crecerá entre un 5% y un 6% durante los próximos dos años, muy por encima de las previsiones de la demanda.

Aunque la brecha entre oferta y demanda ralentizará su ritmo de crecimiento a un lustro vista, los operadores deberán abordar la manera de restablecer el equilibrio ante la sobrecapacidad acumulada.