Descanso en cabina

Francia reinterpreta la disponibilidad en relación con las ‘pausas’ de actividad.

La reinterpretación que Francia ha hecho de las pausas de actividad en el transporte por carretera está trayendo consigo un importante número de multas para los transportistas españoles, con sanciones que alcanzan hasta los 6.000 euros.

Así lo señalan desde la Asociación de Transporte Internacional por Carretera, Astic, desde la que se muestran «profundamente indignados» con Francia por “retorcer el Reglamento 561″, que regula las pausas de actividad en el transporte por carretera, «de forma oscurantista» y con el fin de «perjudicar a los transportistas extranjeros”.

Los transportistas españoles critican el comportamiento del gobierno galo y de los transportistas franceses, «que pactaron hace un año esta reinterpretación en secreto, sin avisar absolutamente a nadie”, afirman.

Los agentes de control franceses han impuesto estas sanciones a los profesionales españoles por “exceso de conducción ininterrumpida” porque, tras el intercambio de conductores en una ‘conducción en equipo’, éstos no habían realizado la pausa de 45 minutos con el camión parado.

«Contradicción manifiesta»

En este sentido, desde la asociación de transportistas españoles inciden en que esta actitud por parte de Francia es «una contradicción manifiesta en la interpretación de la legislación”, que no refleja el Reglamento 561.

Por ello, Astic, a través de la Unión Internacional de Transporte por Carretera (IRU), ya «ha movido ficha» para denunciar esta “grave situación” ante la Comisión Europea y el gobierno francés, así como ante otras instituciones y asociaciones internacionales del transporte.

Además, cabe recordar que la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, Fenadismer, también ha solicitado a la Comisión Europea que se pronuncie sobre la reinterpretación que Francia ha hecho de la norma.