El Xcient Fuel Cell de Hyundai llega a las carreteras de Europa, Norteamérica y China y lo hace con características renovadas. Hyundai Motor Company ha presentado la actualización del que es el primer camión pesado del mundo fabricado en serie y propulsado por hidrógeno.

Hyundai comenzará la producción del Xcient Fuel Cell 2021 en agosto de este 2021 tras mejorar tanto el diseño como las prestaciones, añadiendo a sus ventajas competitivas una mejor experiencia de conducción.

El Xcient Fuel Cell 2021 cuenta con un sistema de pila de combustible de hidrógeno de 180 kW, recientemente modificado, alimentado por dos pilas de combustible de 90 kW.

Se han mejorado la durabilidad del sistema de pila de combustible y la eficiencia general del vehículo, para satisfacer las demandas de los transportistas. Además, su motor eléctrico de 350 kW, con un par máximo de 2.237 Nm, permite una conducción muy dinámica.

Incorpora siete depósitos de hidrógeno, que ofrecen una capacidad de almacenamiento combinada de unos 31 kg de combustible. Y tres baterías de alto voltaje que suman 72 kWh, proporcionando una fuente de energía adicional.

La autonomía máxima es de unos 400 km, mientras que el repostaje de un depósito de hidrógeno lleva entre 8 y 20 minutos, dependiendo de la temperatura ambiente.

La configuración inicial es de carrocería rígida 6×2, además de la opción 4×2 del modelo anterior. Exteriormente destaca una nueva parrilla del radiador, con patrones de malla multidimensionales en forma de V.

Con estas mejoras, Hyundai quiere acelerar el avance global de su camión pesado de pila de combustible. En 2020, Hyundai entregó un total de 46 unidades de este modelo, que han recorrido en su conjunto más de 750.000 kilómetros.

Hyundai entregará en Suiza otras 140 unidades del nuevo modelo a finales de este año como parte de su plan para desplegar un total de 1.600 camiones eléctricos de pila de combustible de gran tonelaje en Europa hasta 2025.

El fabricante está en conversaciones con varios gobiernos locales y empresas de logística de Estados Unidos para establecer posibles operaciones conjuntas con camiones impulsados por hidrógeno en distintas aplicaciones.