Estudio CBRE-ACTE

Alberto Larrazábal, de CBRE, y Ramón Vázquez, de ACTE, han presentado el VIII Estudio del Mercado Logístico.

El SIL 2018 ha sido el escenario escogido por la Asociación de Centros de Transporte de España, ACTE, y la consultora inmobiliaria CBRE para la presentación de su VIII Estudio del Mercado Logístico, que recoge el estado de la oferta y la demanda de las superficies destinadas a operaciones logísticas.

En el nuevo entorno productivo actual, marcado por el crecimiento del PIB y la apuesta por la conectividad e interoperabilidad de las redes, están surgiendo nuevos modelos de negocio que están obligando a adaptarse a un nuevo tipo de demanda al sector inmologístico.

Es preciso, por tanto, un conocimiento detallado del cliente para ofrecerle el mejor producto, que responda a las fuertes necesidades de inmediatez  y sostenibilidad que tienen actualmente las empresas.

Así lo ha señalado Ramón Vázquez, presidente de ACTE, que asegura que en las nuevas construcciones están adquiriendo un papel muy destacado el e-commerce y la gran distribución, sectores que tienen muy en cuenta la población en la que implantarse, la existencia de mano de obra y las conexiones con puertos o terminales ferroviarias.

Alberto Larrazábal, director del departamento de Industrial y Logística de CBRE, ha remarcado durante la presentación que los volúmenes de inversión en España son elevados y se espera que se mantengan en niveles positivos hasta el año 2020.

2017 ha batido un récord de inversión, con prácticamente 2.000 millones de euros, mientras que en el primer trimestre de 2018 ya se han superado los 600 millones, principalmente debido a la operación de Axiare y Colonial.

En el último ejercicio, ha habido dos transacciones muy destacadas. Por un lado, la venta de Logicor por parte de Blackstone a China Investment y la de la cartera logística de Greenoak en España al fondo soberano de Singapur, GIC, lo que demuestra que el capital se está trasladando de Asia hacia Europa.

Los retailers entran en el mercado inmologístico

El mercado registra cada vez más asociaciones entre promotores locales y nacionales con inversores internacionales, mientras la logística tradicional se está transformando en logística del e-commerce, lo que está dando al mercado español un punto diferencial, con inversores que no vienen del sector logístico sino de otros como el retail.

En el futuro, la inversión se trasladará más todavía desde ciudades como Madrid o Barcelona, a zonas como Valencia, Málaga, Bilbao o Zaragoza. Hay mucho interés en estas ciudades, incluso en el producto a riesgo, dada la escasez de suelo finalista, por lo que prácticamente todo lo que se construye, se alquila.

Las tendencias que se vislumbran para los próximos años hablan de nuevos actores en el mercado, principalmente retailers como pueden ser Decathlon o Kiabi, que demandan grandes naves lejos del centro o bien instalaciones de proximidad.

Aunque se siguen construyendo naves a riesgo de tipo estándar que son ocupadas en su mayoría por los operadores logísticos, este tipo de empresas optan por los proyectos llave en mano.

Además, tal y como se ha recordado, las naves que pueden encontrarse en el mercado son cada vez de mayor calidad, haciendo gala de una fuerte apuesta por la sostenibilidad para la obtención de certificaciones que demandan los clientes.