El Consejo Europeo ha alcanzado un acuerdo provisional con el Parlamento Europeo sobre la nueva normativa sobre servicios de paquetería transfronterizos, con el fin de mejorar la transparencia sobre las tarifas y proporcionar a los reguladores una mayor capacidad para monitorizar este mercado.  

El aumento de la transparencia en los precios animará a los consumidores a comprar on-line y les permitirá elegir entre una mayor mayor variedad de productos. También ofrecerá más posibilidades a los retailers, especialmente a las pequeñas empresas que actualmente no cuentan con la capacidad de negociación suficiente.

Esta normativa también potenciará la confianza en los servicios transfronterizos de paquetería y supondrá un nuevo paso para la creación de un mercado digital único. Si los Estados Miembros apoyan la iniciativa en la próxima reunión, el 20 de diciembre de 2017, la Comisión Europea tendrá que publicar las tarifas de los proveedores en una web habilitada al efecto.

De este modo, los consumidores y empresas podrán comparar las distintas opciones antes de tomar una decisión. Además, los vendedores estarán obligados en ciertos casos a aportar datos sobre el envío de sus paquetes a los compradores, antes de que se complete la transacción entre ambos.

Por otra parte, se podrá controlar más adecuadamente el mercado, ya que las empresas de paquetería tendrán que dar información sobre sus servicios a los reguladores nacionales, que podrán evaluar los precios e identificar posibles fallos.