Los almacenes frigoríficos han registrado una ocupación media del 80,7% en el segundo trimestre, lo que supone un crecimiento de cuatro puntos respecto al primero, cuando se situó en un 76,61%, según datos del Observatorio del Almacenamiento en Frío de Aldefe.

Por su parte, la facturación ha alcanzado los 55,5 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 16% en comparación con los tres primeros meses del año, en los que se alcanzó una cifra de 46,6 millones.

Por zonas, todas han experimentando crecimiento, aunque la Comunidad Valenciana sigue en cabeza en cuanto al nivel de ocupación, con un 91%, frente al 88,6% del primer trimestre.

En su caso, la zona Centro pasa de un 73,2% a un 76,4%, mientras que en el norte se ha llegado al 78,7%. Además, en la zona sur el nivel de ocupación ha aumentado de un 73,3% al 82,6%, y en las Islas Canarias de un 77% a un 79%. Por su parte, en Asturias y Galicia, la cifra se sitúa en un 84,5% y en Cataluña en el 80,9%.

Desde la Asociación, recalcan que el del almacenamiento frigorífico es un sector que sigue siendo muy apetecible para la inversión extranjera, como demuestran la aparición de operadores internacionales como Lineage, con la adquisición en mayo de Frinavarra, o Americold en España, con la compra de Agro Merchants, o la incursión de Kuehne+Nagel con Salmosped en el norte de Europa.

Este fenómeno parece imparable, por lo que probablemente se cierren más operaciones de este tipo en España y en Europa a corto y medio plazo, que permitirán mejorar su rentabilidad y posicionamiento.