El precio del transporte marítimo de contenedores entre Asia y Europa continúa descendiendo. Sólo en la última semana, los fletes han caído un 23% en los envíos realizados al norte de Europa, y un 29,13% en aquellas mercancías que llegan a los puertos del Mediterráneo procedentes del continente asiático.

Según el Índice de Contenedores de Mercancías de Shanghai, los envíos realizados desde el principal puerto chino a los puertos de Hamburgo, Amberes, Felixtown y Le Havre marcaban un precio de 763 dólares/TEU el 2 de septiembre, mientras que en el viernes 11 de septiembre este marcaba un precio de 588 dólares/TEU. 

Del mismo modo, el flete de los contenedores enviados a los puertos mediterráneos de Barcelona, Valencia, Nápoles y Genova cayó desde los 865 dólares/TEU del 2 de septiembre a los 613 dólares/TEU del día 11.

Cabe destacar que, de acuerdo con este informe, el tráfico con Europa es el más perjudicado de la situación actual que experimenta el sector, con un mercado colapsado por el exceso de oferta y en el que los volúmenes de carga siguen descendiendo.

Así, el resto de rutas no han experimentado descensos ni aumentos tan pronunciados como los de la principal ruta de comercio marítimo del mundo, a excepción de Sudamérica, donde el flete ha ascendido un 91% hasta los 321 dólares/TEU.

En este contexto, las navieras continúan tomando medidas al respecto, incrementando las tarifas con aumentos, por ejemplo, en las «tasas de emergencia», como ha hecho Hapag-Lloyd, o cancelando varias salidas previstas en los servicios desde Asia a Europa, anuladas por los miembros de la Alianza G6 para el próximo mes de octubre.