El segmento del pick-up sigue ganando fuerza, y es que debido a la creciente demanda, cada vez más fabricantes se animan a desarrollar vehículos con estas características. Este es el caso de Mercedes-Benz, que ha presentado en Ciudad del cabo el nuevo Clase-X desarrollado en colaboración con la alianza Renault-Nissan.

El pick-up, del que Mercedes ha ido informando,  tiene como objetivo conjugar la robustez y resistencia típicas de los vehículos hechos para cualquier terreno, con el diseño, confort, dinamismo y seguridad que se esperan de la marca de la estrella.

Con múltiples opciones de personalización, estará disponible en noviembre de 2017, inicialmente en tres versiones; Pure, de estilo más clásico, Progressive, en el que el confort es la piedra angular, y Power, la más alta de gama pensada para un uso urbano.

En la fase de lanzamiento, estarán disponibles los motores diésel X 220D, de 163 CV, y X 250D, de 190 CV, así como un motor gasolina de 165 CV. A partir de mediados de 2018, se incluirá también el motor tope de gama, un diésel V6 de 258 CV. Todos incluyen la transmisión 4matic, que permite seleccionar a través de sus diferentes opciones el tipo de tracción deseada

Mercedes Clase X Interior

El interior sigue la línea propia de la marca

El habitáculo es doble, con cinco asientos, y contará con las comodidades propias de la marca de la estrella. Destaca la ergonomía del cuadro de mandos, con un visualizador de 5,4 pulgadas de diagonal, y el servicio Mercedes ME, que con la posibilidad de instalar una SIM en el vehículo permite disponer de la información de tráfico en tiempo real y dar rutas alternativas si fuera necesario a través del sistema de navegación.

Además, la conectividad con el smartphone también se beneficia de la presencia de la SIM, pudiendo ver datos como el nivel del depósito o la presión de los neumáticos en cualquier momento, y localizarlo tanto en marcha como aparcado.

En cuanto a la capacidad de carga, dispone de una carga útil máxima de 1,1 toneladas, con una fuerza de tracción de 3,5 toneladas, a distribuir en el espacio de carga de aproximadamente 1,5 m2 con una altura de 47 cm.

En función del paquete elegido, estarán presentes diferentes sistemas de ayuda a la carga, como las guías de fijación, la cubierta rígida o la caja portaobjetos. También se puede incluir una protección técnica de bajos para los usuarios con necesidades todocamino.

Mercedes Clase X Trasera

El portón trasero es abatible hasta los 90º, pero sin el parachoques puede llegar hasta los 180º

Incluye ayudas a la conducción como el control de velocidad en descenso y el arranque asistido en cuesta, detección de cambio de carril o el asistente de frenado activo, que informa de peligro de colisión por alcance.

Opcionalmente, se puede disponer también del servicio de asistente de señales de tráfico o el Parktronic, el sistema de asistencia al aparcamiento que incluye una cámara de 360 grados que permiten controlar todo el entorno del vehículo.

Las primeras unidades llegarán al mercado europeo a finales de 2017, en noviembre, pero para poder disponer de todas las opciones y personalizaciones del vehículo habrá que esperar hasta mediados de 2018.

El modelo se fabricará para los mercados europeo, australiano y sudafricano en la planta deNissan de la Zona Franca en Barcelona, mientras que de las instalaciones de Córdoba, en Argentina, fabricarán los destinados a Argentina y Brasil a partir de 2018.