Tras iniciar una colaboración en el mes de septiembre de 2018, MSC y Traxens han puesto en marcha un proyecto piloto para el uso del Internet de las Cosas, IoT, en el puerto de Valencia, que contribuirá a mejorar la eficiencia operativa en sus instalaciones.

Para ello, se utilizará la tecnología de Traxens, que proporciona datos y servicios para la industria de la cadena de suministro. con el fin de ofrecer soluciones cada vez más inteligentes a los clientes. El uso de tecnologías de monitorización en tiempo real proporciona una visibilidad de la carga sin precedentes, así como una mayor eficiencia, seguridad y predictibilidad.

El piloto, que se llevará a cabo en la terminal de MSC en el puerto valenciano, se desarrolla en estrecha cooperación con la Autoridad Portuaria y la Fundación Valenciaport. Se están utilizando dispositivos IoT para garantizar la trazabilidad de los contenedores, lo que ayudará al puerto a mejorar a su vez las operativas, beneficiando a todas las partes involucradas.

Las diferentes unidades de la naviera han sido equipadas con sistemas IoT que muestran sus movimientos en tiempo real. Esto ayudará al puerto a predecir y gestionar los posibles problemas de congestión, así como anticiparse a la llegada de camiones a sus puertas de acceso.

De momento, ya se ha instalado en la terminal un nuevo punto de acceso para mejorar la conectividad y se ha puesto en funcionamiento la plataforma de análisis de ‘Big Data’ Traxens-Hu, que ofrece al puerto nuevas herramientas para la elaboración de informes.