El consejo de administración de Terminal International Limited TIL, subsidiaria de la naviera MSC responsable del negocio de las terminales portuarias del grupo suizo Mediterranean Shipping Company, ha dado el visto bueno al proyecto de construcción y gestión de la nueva terminal de contenedores del puerto de Valencia, tras los cambios introducidos por la Autoridad Portuaria de Valencia.

En la última reunión del consejo de administración de TiL-MSC celebrado la pasada semana, se ha confirmado el deseo de continuar con este proyecto de ampliación, estratégico para el futuro del puerto valenciano, tal y como recoge el diario Levante.

Al concurso de ampliación, convocado en mayo de 2019 por la Autoridad Portuaria, se presentó la naviera MSC, que opera en el puerto de Valencia, con una propuesta que contemplaba una inversión de algo más de mil millones de euros y garantizaba el crecimiento en los tráficos. Esta propuesta fué adjudicada en el consejo de administración de la AP en septiembre de 2019.

Ribó y Compromís dinamitan los plazos

Sin embargo, la petición por parte del alcalde de Valencia y de los socios del gobierno autonómico de Compromís y Podemos para realizar una nueva declaración de impacto ambiental dió al traste con los plazos contemplados inicialmente.

Los planes iniciales contaban con que el consejo del puerto pudiese aprobarla antes del verano de 2020. Al informe de Puertos del Estado, que debía resolver si era o no necesaria esa nueva declaración, se sumaron los efectos de la pandemia, con los retrasos que ha supuesto en todos los procesos administrativos.

En septiembre de 2020, la autoridad portuaria de Valencia accedió a la prórroga de cuatro meses solicitada por la concesionaria, con el fin de estudiar las  modificaciones introducidas por la supresión de la prolongación de 500 m del dique y la renuncia a dragar hasta los -22 metros para aumentar el calado del canal, que se introdujeron en el proyecto inicial tras estudiar las alegaciones presentadas al mismo.

El reciente informe emitido por Puertos del Estado, dejaba en manos de la Autoridad Portuaria de Valencia la determinación del sometimiento o no a evaluación ambiental de las actuaciones contempladas en el anteproyecto presentado.

Con la ratificación de TIL-MSC, parecen despejarse las posibles dudas sobre este proyecto que Valenciaport quiere concluir en 2027 y que supondrá ampliar la capacidad del puerto en 2.387.000 TEUs en el primer año de la primera fase, en 3.361.000 TEUs anuales para la segunda y en 4.792.000 TEUs al año para la tercera.

Con la nueva terminal de contenedores de TIL en la Ampliación Norte, el enclave valenciano contará a partir de 2027 con una capacidad total de 12,5 millones de TEUs.