El consejo de administración de Valenciaport, en su reunión de este pasado viernes, ha aprobado la prórroga de cuatro meses solicitada por Terminal International Limited TIL, subsidiaria de la naviera MSC responsable del negocio de las terminales portuarias del grupo suizo, para la revisión del anteproyecto de ampliación Norte, con el fin de que pueda estudiar técnicamente las modificaciones realizadas por la supresión de la prolongación de 500 m del dique y la renuncia a dragar hasta los -22 metros para aumentar el calado del canal, que se introdujeron en el proyecto tras estudiar las alegaciones presentadas al mismo.

Según ha explicado el director general de la autoridad portuaria, Francesc Sanchez, “la prórroga que nos ha solicitado TIL es exclusivamente por razones técnicas. Nos ha reiterado clarísimamente y sin ningún inequívoco que de todos los proyectos que tienen en el mundo en estos momentos, en ningún caso está replanteando el proyecto del puerto de Valencia, que es uno de los proyectos estratégicos para TIL, y que en ningún momento se lo está replanteando”.

Somos un puerto que está al servicio de los valencianos. Somos un puerto líder en gestión de mercancías y queremos ser también un puerto líder medioambientalmente”, ha añadido Martínez. Proyectos como la nueva terminal norte de contenedores o la nueva terminal de pasajeros van a generar riqueza y empleo, y van a ser una referencia en sostenibilidad, respeto por el medio ambiente y apuesta por las nuevas tecnologías.

Un nuevo retraso, en un proceso que se eterniza

La tramitación de la macroterminal norte de contenedores del puerto de Valencia, acumula de esta forma un nuevo retraso. Al concurso se presentó en mayo de 2019 la naviera MSC, que ya opera en el puerto de Valencia, con una propuesta que contemplaba una inversión de algo más de mil millones de euros y garantizaba el crecimiento en los tráficos.

Sin embargo, la petición por parte del alcalde de Valencia y de los socios del gobierno autonómico de Compromís y Podemos para realizar una nueva declaración de impacto ambiental ha supuesto que los plazos iniciales se hayan ido al traste.

Los planes iniciales contaban con que el consejo del puerto pudiese aprobarla antes del verano de 2020. Al informe de Puertos del Estado, que debía resolver si era o no necesaria esa nueva declaración, se han sumado los efectos de la pandemia, con los retrasos que ha supuesto en todos los procesos administrativos. De momento, las previsiones que apuntaban a que en septiembre pudiese estar aprobado el proyecto, se han visto nuevamente retrasadas en otros cuatro meses.

Con motivo de la concesión del Premio Excelencia Profesional «a la labor de la comunidad portuaria”, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha explicado que “para seguir siendo un hub portuario referente en los próximos años, y poder responder a las necesidades de los sectores productivos, es necesario avanzar con todos los proyectos estratégicos de Valenciaport. En los próximos años, el comercio internacional va a seguir creciendo, y si queremos seguir siendo el puerto más importante del Mediterráneo y no perder tráficos necesitamos crecer en capacidad y servicios”.