Según lo aprobado en el último Comité de Franquiciados, la compañía ofrecerá a sus clientes la posibilidad de realizar entregas en sábado, así como otros servicios adicionales que se venían realizando en algunas delegaciones, como las descargas manuales, paletización, suministro de bases de palets o servicios de almacenaje, entre otros.

Palibex ha regulado estos servicios en todos los puntos de la red, con unos criterios únicos de forma que todos sus franquiciados puedan ofrecerlos en las mismas condiciones. Cuando las circunstancias no estén reguladas en la lista de Servicios Adicionales se recogerán en el sistema bajo la condición de mutuo acuerdo, para simplificar el trabajo con normas claras y dar transparencia a la relación entre todos los miembros de la red.

Además, se continuará apostando por el servicio LTL para grupajes y cargas fraccionadas, dirigido al mercado del gran consumo. Un servicio con una gran potencial de crecimiento que se lanzó en mitad de la crisis sanitaria y que ha tenido muy buena acogida por los clientes.

Notable recuperación de la actividad de la red

En cuanto al volumen de actividad, en los dos últimos meses se ha registrado una notable recuperación hasta situarse en junio un 13,5% por encima de junio de 2019. Una recuperación a la que también contribuye la campaña de verano, muy centrada en los clientes de gran consumo y que es consecuencia también de las medidas tomadas para adelantarse a estas puntas de trabajo, resultado del cambio en los nuevos hábitos de los consumidores derivados del Covid-19, que han favorecido un fuerte incremento en el volumen de envíos dirigidos a la gran distribución, especialmente, alimentación y bebidas.

Según el consejero delegado de Palibex, Jaime Colsa, ha resultado clave la reciente incorporación a la red de empresas como GrupaMar, especialista en el transporte de paletería a las islas Baleares y Canarias; Ripoll Trucks, su segundo franquiciado en Gerona, y Aza Logistics, que ha abierto una nueva franquicia en la zona de Getafe, convirtiéndose en su quinto franquiciado en Madrid.

La actividad desarrollada por el nuevo centro de coordinación de Barcelona también ha sido determinante para el restablecimiento de la situación. Este centro está totalmente operativo, lo que ha permitido mejorar el servicio de entregas en Cataluña, duplicando los volúmenes de entradas y salidas de mercancía.

Las previsiones de la compañía para el resto del año son buenas gracias a los nuevos proyectos en los que están trabajando, por lo se ha decidido mantener el presupuesto previsto inicialmente para 2020.