La estiba del puerto de Valencia programa un nuevo calendario de paros

Los estibadores deben disponer de un título FP o, al menos, 100 jornadas de experiencia en esta actividad.

El incremento en la actividad del puerto de Valencia, algo que siempre es un dato positivo, ha llevado a incrementar la tensión en el sector de la estiba, por la fórmula que se elija para ampliar la plantilla de estibadores.

Ante la necesidad de realizar nuevas contrataciones, desde los sindicatos se apuesta por convertir en estibadores fijos a 140 trabajadores de la actual bolsa de trabajadores eventuales, las empresas prefieren que, al menos parte de las nuevas incorporaciones, sean temporales y se cubran con personal de labores complementarias y no como estibadores.

Además, hasta un total de 19 estibadores del puerto de Valencia podría carecer de la formación profesional que según la Orden FOM/2297/2012, publicada en el BOE el 27 de octubre de 2012, se exige para la prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías. 

Junto al permiso de conducción C+E, los estibadores deben contar con una experiencia de más de 100 jornadas en esta actividad o disponer de cualquiera de los títulos de Formación Profesional que recoge la citada Orden. Según una información publicada en El Mundo, casi una veintena de estibadores no cumplirían estos requisitos. 

El hecho se ha conocido porque Randstad, empresa que gestiona la bolsa de trabajo de la estiba valenciana, ha exigido a los 340 empleados eventuales las correspondientes acreditaciones con el fin de cumplir la normativa vigente.

Ante esta situación, según la información publicada por este diario, los estibadores estarían instando a la empresa a pasar por alto estas excepciones aunque se vulnere de este modo la Ley, razón por la que en la gestora se han negado en rotundo al poder derivar dicha negligencia en responsabilidades penales.

No obstante, desde la empresa han ofrecido a los afectados la posibilidad de realizar actividades complementarias hasta que hayan actualizado sus estudios, mientras que desde la estiba valenciana amenazan con paros y exigen la salida de Randstad como gestora de la bolsa de empleo.

Aunque desde Sevasa se han negado a comentar la situación, fuentes sindicales han negado la posibilidad de realizar paros, tras señalar que los 19 estibadores afectados ya no están trabajando.