La Autoridad Portuaria de Valencia ha recibido finalmente el visto bueno de Puertos del Estado para llevar a cabo la ampliación de la zona norte del puerto sin tener que tramitar una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) por lo que se estima vigente aún la de 2007.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha confirmado, tras la reunión del consejo de administración de la entidad portuaria de este pasado viernes, que se van a incluir en el proyecto de ampliación Terminal Norte de Contenedores del Puerto de Valencia todas las recomendaciones recibidas, tanto del Ministerio de Transportes, en su resolución en la que se corrigieron errores que afectaban a 20 puertos del sistema portuario español, como el de Puertos del Estado en el dictamen meramente informativo, remitido recientemente, en el que se recoge que la DIA, concedida en 2007, sigue vigente y que la Autoridad Portuaria es la encargada de determinar la necesidad de una nueva evaluación.

A este respecto, Martínez ha señalado que la «Autoridad Portuaria debe cumplir en todo momento el marco legal vigente y velar por el bien común»,  tras lo cual ha admitido que se asumirá la responsabilidad de no someter nuevamente a evaluación ambiental el actual anteproyecto, ya que una nueva Declaración Ambiental (DIA) simplificada, podría suponer un retraso de unos tres años, «sobre algo sobre lo que todos estamos de acuerdo», ha apuntado el presidente portuario.

Adjudicación para antes de verano

La intención del ente portuario es elaborar el proyecto constructivo del proyecto de la Terminal Norte, incorporando todas estas modificaciones y una vez remitido nuevamente a Puertos del Estado, para su evaluación final, tramitar la licitación y otorgar la concesión a MSC antes de verano.

Una vez finalizada, la ampliación norte del puerto de Valencia tendrá capacidad para cinco millones de contenedores, supondrá una inversión de alrededor de 1.200 millones de euros, de los cuales 400 millones serán aportados por la Autoridad Portuaria y 1.021 millones de euros comprometidos por TIL en su Plan de Inversiones, que tras la última reunión del consejo de administración, ha confirmado recientemente su deseo de continuar con este proyecto de ampliación.

La Autoridad Portuaria ha mostrado su compromiso para cumplir el objetivo de descarbonización para 2030, tal y como ha requerido el Ayuntamiento de Valencia. El alcalde Joan Ribó de Compromís, que se ha incorporado a la rueda de prensa posterior al consejo de administración de la entidad portuaria, ha eludido responder ante una posible judicialización del proceso de ampliación.

El proyecto de la nueva terminal contempla potenciar el transporte ferroviario, para lo cual se construirá una terminal ferroportuaria con seis vías de 1.000 metros cada una y una capacidad para tratar 305.000 contenedores al año, que supone el proyecto ferroviario electrificado en interior de un puerto más ambicioso de los actualmente en proyecto.

La Autoridad Portuaria ha mostrado su compromiso para cumplir el objetivo de descarbonización para 2030, tal y como ha requerido el Ayuntamiento de Valencia.