Las Autoridades Portuarias de Barcelona y Tarragona participarán, con un 10% y un 5% respectivamente, en el accionariado de la Terminal Intermodal de Monzón, en Huesca.

La mayoría del capital sigue perteneciendo al Grupo Samca, que cuenta con un 75%, mientras que LogiRail, del Grupo Renfe, posee el 10%.

El acuerdo para la incorporación de ambos puertos ha sido rubricado en un acto presidido por la consejera de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, y por la directora general de Transportes y Movilidad de la Generalitat de Cataluña, Mercé Rius.

Se trata de una operación que permitirá aportar al proyecto la visión comercial y las oportunidades de crecimiento internacionales que representan ambos puertos. En el caso del puerto de Barcelona, conviene señalar su destacada posición en el tráfico marítimo de mercancías.

Su incorporación es clave para incrementar las posibilidades de negocio de la terminal, porque potenciará las exportaciones cárnicas de su división de contenedores refrigerados, termoTIM. Además, supondrá la ampliación de la vía de Selgua hasta los 750 metros, ya que es uno de los apartaderos ferroviarios en los que el puerto invertirá en los próximos meses.

En cuanto al de Tarragona, se caracteriza por una clara especialización en los graneles agroalimentarios, por lo que su vinculación reforzará la actividad de la terminal en este ámbito a través de agroTIM.

La plataforma intermodal TIM es una iniciativa del Grupo Samca que inició su actividad en 2011 y acumula ya una inversión de 20 millones de euros desde su creación. En 2020, batió su récord de actividad moviendo 1.100 trenes y casi 50.000 contenedores.

La operación aportará al proyecto la visión comercial y las oportunidades de crecimiento internacionales que representan ambos puertos.