El sector logístico sigue registrando movimientos empresariales que parecen dirigirse hacia una mayor consolidación en un segmento marcado por la inestable evolución económica que deja la crisis sanitaria y la revolución que vive el sector.

En este contexto, Ontime, ha culminado la compra de la guipuzcoana Transportes Gallastegui. Tras adquirir Transportes La Murciana a finales del pasado 2019, el operador suma nuevas posiciones en su proyecto para consolidar su papel como operador global de servicios de carga fraccionada soportados por una red propia de ámbito ibérico, que se ve reforzada con las delegaciones propias de Madrid, Barcelona, Guipúzcoa y Valencia que aporta Gallastegui.

Una derivada de la integración de Gallastegui en la estructura de Ontime, ha sido la venta a Blackstone de sus activos logísticos que suman 13.000 m² de superficie bruta alquilable, en una operación de ‘sale & leaseback‘, por la que la empresa de transportes seguirá ocupando estas instalaciones en régimen de alquiler durante al menos ocho años.

Recientemente se confirmado el fichaje de Pedro Gil Barea, como nuevo director general. Un paso más en la etapa de expansión iniciada hace un par de años, salpicada de nuevas inversiones y ampliaciones de capacidad, como el alquiler de la nueva plataforma de Barcelona, situada sobre una parcela de 15.511 m² en el polígono del Pla de Llerona.

Otro hito de esta etapa de expansión, fue el desembarco en 2018 en el mercado portugués, con la apertura de un centro logístico y siete delegaciones con las que cubre desde entonces el territorio luso.