LD LINES Puerto de Gijon embarque mercancia ro-ro

Han pasado casi tres años desde que LD Lines dejó de operar la Autopista del Mar Gijón-Nantes.

Los Gobiernos de España y Francia siguen avanzando en el proyecto para la reapertura de la Autopista del Mar Gijón-Nantes, que el 18 de septiembre de 2014 dejó de operar la naviera LD Lines.

«Podemos ser razonablemente optimistas al pensar que en un futuro próximo podamos reanudar un tráfico que aliviará el transporte por carretera y que puede contribuir a la mejora de las relaciones comerciales entre los dos países». 

Así lo ha señalado el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, tras la reunión mantenida este lunes 4 de septiembre con la ministra de Transportes de la República de Francia, Elisabeth Borne.

La valoración del ministro en torno al estado actual de las negociaciones para su reapertura puede considerarse de ‘escueta’, en línea con las explicaciones que suelen dar desde Puertos del Estado, desde donde se siguen refiriendo a «una naviera interesada», sin confirmar oficialmente de qué naviera se trata.

No obstante, esta no es la primera vez que en el Ministerio se respira «optimismo» en este asunto por lo que, a tenor de los sucedido en estos tres años, la cautela es comprensible.

Tres años sin AdM Gijón-Nantes

El interés que todas las administraciones implicadas parecen tener en la reapertura de la línea, que según el empresario Rafael Riva no se demostró en el momento clave, ha traído más de una desilusión al puerto de Gijón, al gobierno autónomo de Asturias y a Puertos del Estado, cuando el inicio de las actividades parecía cercano y finalmente la iniciativa de turno no cuajó.

Precisamente, el mayor batacazo lo protagonizó Transportes Riva, que incluso se había asegurado ayudas europeas por importe de un millón de euros y hablaba de reactivarla en 2016.

Pero este no fue el único traspiés en este viaje. En 2015 se intentó sin éxito que LD Lines la volviera a operar, mientras que otras navieras como Grimaldi declinaron también la oferta de Puertos del Estado para explotarla.

Por otro lado, el interés del sector en su reapertura manifestado en alguna ocasión en otros contextos políticos también ha quedado en entredicho. Las «varias navieras» interesadas en reabrir la línea en abril de 2015 se tradujeron, un mes más tarde, en una única oferta, la de Transportes Riva.

Por todo ello, ante las experiencias vividas, no es de extrañar que De la Serna tilde su «optimismo» de «razonable»