Un repaso a la actualidad logística en el segundo mes de 2022

Resumen febrero 2022: Sin respiro para las cadenas de suministro

La invasión de Ucrania por Rusia provoca una nueva prueba de estrés para las cadenas de suministro globales, cuando se empezaba a notar cierta relajación tras un par de años con fuertes tensiones, a pesar de lo cual el sector mantiene un fuerte dinamismo que se deja notar en operaciones de integración.

Miércoles, 02/03/2022 por CdS

La OMC detecta cierto estancamiento del comercio internacional.

Las cadenas de suministro llevan más de dos años de prueba de estrés en prueba de estrés. Sin respiro. Si alguien podía imaginar un flujo tensionado al máximo, la realidad iba un punto más allá.

Si febrero parecía ir relajando un tanto la presión que han ido viviendo las cadenas de suministro a escala global, la tensión bélica en el este de Europa y la invasión de Ucrania han dado al traste con las esperanzas de encontrar algún día de alivio.

En este contexto, la OMC detecta señales de relajación en la presión que soportan las cadenas de suministro a escala global y, al tiempo, un cierto estancamiento en el ritmo de crecimiento del comercio global de mercancías.

Según el FMI, la crisis de suministro ha hecho caer el PIB de la zona euro un 2% y ha rebajado su producción industrial un 6%. Sin embargo, en este contexto acelerado se mantiene como una constante el proceso de integración logística que protagonizan, entre otros actores, las grandes navieras a escala planetaria.

La crisis de suministro ha tenido impacto negativo sobre el PIB de la Zona Euro.

Durante febrero, en este sentido, han destacado movimientos como el de CMA-CGM, que ha dado un nuevo paso para reforzar sus servicios logísticos de última milla, con la entrada en el capital de la francesa Colis Privé. Además, Maersk también ha realizado una nueva compra en el sector logístico estadounidense para crecer en el transporte terrestre de productos voluminosos para comercio electrónico.

Por otra parte, entre otros movimientos destacados del mes aparece el de Agility, que se ha propuesto reforzar su presencia en la carga aérea europea, a través de la adquisición de la británica John Menzies.

El comercio electrómico sigue tirando de las actividades logísticas.

Al tiempo, GXO Logistics, por su parte, ha hecho una oferta firme para adquirir la británica Clipper Logistics, con el objetivo de reforzar su presencia en el mercado logístico británico. ID Logistics, por su lado, refuerza su presencia en Norteamérica con la compra de Kane Logistics, que opera 20 hubs en Estados Unidos que suman 725.000 m².

Mientras, en España, Logista ha dado un impulso a la internacionalización de Nacex con la compra de la neerlandesa Speedlink, que actuaba como agente de la compañía en el Benelux desde 2006.

En este dinámico contexto, el empuje del comercio electrónico se mantiene inalterable, tras un 2021 de consolidación y el mantenimiento de la tendencia alcista durante los primeros meses del año, aunque sin crecimientos tan elevados.

Finalmente, el fin de año ha sido plano para la cifra de negocio del transporte y la logística, con una evolución heterogénea por segmentos de actividad en diciembre, aunque todos ellos presentan incrementos anuales frente a 2020.