Tras un 2021 de recuperación tras el aciago 2020, el transporte de mercancías por carretera afronta un nuevo año  con la vista puesta en los cambios legales que se avecinan y con la clara intención de hacer frente a la incertidumbre que sigue generando la situación económica y sanitaria.

Además, en este primer mes se mantiene como una constante el incremento en los precios del gasóleo, que repercute directamente en los costes de las empresas.

De igual modo, parece que la confianza del sector también se resiente, con malas perspectivas para los primeros tres meses del año y un último trimestre de 2021 que a duras penas ha cumplido las expectativas.

Pese a ello, un informe de DBK señala que el mercado español de transporte de mercancías ha recuperado terreno en 2021 y su facturación del año pasado supera la registrada antes del impacto de la pandemia, aunque con tensiones en los márgenes empresariales provocadas por los costes.

El peaje en la A-636 ya está en vigor.

Mientras, el sector ve cómo las flotas de los países del este de Europa siguen ganando espacio en el transporte español, de tal modo que, además de haberse hecho fuertes en el transporte internacional con origen o destino en España, cada vez es más importante su presencia en el movimiento interior de mercancías dentro del país.

Al tiempo, también se mantiene la escasez de conductores y Astic ha dado a conocer las diez propuestas con las que el propone atraer talento al sector.

Ya durante enero, la Diputación de Guipúzcoa ha puesto en marcha un nuevo canon para circular por la A-636 que afecta a todos los vehículos, no solo a los pesados, que circulen entre Beasain y Vergara, ya está activo desde este 18 de enero.

Y para febrero, el sector se prepara para los cambios legales que trae el Paquete de Movilidad a primeros de febrero, mientras que, por su parte, los sindicatos europeos reclaman una aplicación efectiva y uniforme de este conjunto normativo esencial para el mercado de transporte de la Unión.

Febrero es un mes clave para la entrada en vigor del Paquete de Movilidad.

En el ámbito internacional, el Reino Unido ha tomado la decisión de prorrogar un año más la suspensión de su viñeta para camiones hasta mediados de 2023, para ayudar al sector durante la pandemia y evitar escasez en los suministros.

Por otro lado, Alemania se ha adherido al protocolo e-CMR a comienzos de 2022, algo que supone, por su peso en el transporte de mercancías europeo, un paso decisivo para la transformación digital del sector.

Además, la Comisión Europea trabaja en una modificación de la Directiva de pesos y dimensiones que incluye la implantación de las 44 toneladas en toda la Unión, aunque en España está prevista para su introducción progresiva a partir de 2023.

Finalmente, mientras ya se van conociendo las restricciones al tráfico para camiones en 2022, tanto en el territorio que controla la DGT, como en el País Vasco, algunas tendencias evidentes, como la digitalización, la escasez de suministro o la falta de conductores marcarán la evolución del transporte de mercancías en 2022.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px