Tal y como tenía previsto la Diputación Foral de Gipúzcoa, el peaje en la A-636, entre Beasain y Vergara para vehículos ligeros y pesados ya ha entrado en funcionamiento este 18 de enero.

El recorrido, con un recorrido de 15,5 kilómetros, está dividido en tres tramos y tiene un coste de 2,53 euros para turismos y vehículos ligeros, 4,11 euros para camiones ligeros y 5,15 para conjuntos pesados de más de 12 toneladas.

Así mismo, también se ha establecido una cuarta tarifa para quienes accedan o abandonen la carretera en Antzuola, de tal modo que pagarán los 2,5 kilómetros que les separan del pórtico de Deskarga en lugar de todo el recorrido desde o hasta Vergara, y se aplicará solo a quienes tengan el telepeaje instalado.

Además, se utilizará el mismo sistema ‘free-flow’ que el que se venía utilizando en la N-I y A-15, con lo que no habrá cabinas de cobro, con lo que aquellos que no tengan dispositivo de pago de autopistas deberán vincular en la web de Bidegi o acudiendo a la sede de Aritzeta la matrícula de su vehículo a una tarjeta bancaria para posibilitar el pago de cada tránsito.

Las autoridades provinciales guipuzcoanas no han previsto descuentos para profesionales.

Mientras tanto, el Comité Nacional del Transporte estudia la posibilidad de impugnar judicialmente la tercera Norma Foral aprobada en diciembre para tratar de reestablecer el cobro del peaje a camiones en la N-1 y la A-15, que ha permitido a la Diputación de Guipúzcoa recaudar un importe superior a los 38.5 millones de euros.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px