Los últimos cambios en el Paquete de Movilidad entrarán en vigor en el mes de febrero, marcando una diferencia significativa en la manera en que se desarrollan las operaciones de transporte por carretera en Europa.

El objetivo es mejorar las condiciones de los conductores, si bien las nuevas normativas harán más complicada la organización de los procesos en el seno de las empresas de transporte.

El principal desafío reside en el hecho de que ahora estos profesionales tendrán la opción de volver a su país de residencia o al lugar en que se encuentre la base de su empresa cada cuatro semanas, teniendo el camión la obligación de volver a la base cada ocho, algo que ha sido duramente criticado desde algunos segmentos por la incidencia que puede tener en las emisiones.

En lo que respecta a las operaciones de cabotaje, se restringirán a tres como máximo a la semana, teniendo que esperar al menos cuatro días para poder realizar otro transporte de este tipo. De manera individual, cada Estado Miembro puede decidir acortar este periodo de cuatro días o incrementar el máximo permitido para las operaciones de cabotaje.

Por otro lado, en cuanto a la normativa de los tiempos de conducción y descanso, los conductores tendrán ahora que pasar su descanso semanal de 45 horas en instalaciones apropiadas y no en la cabina del camión. En este sentido, se ha criticado mucho la falta de instalaciones de este tipo en ciertas zonas de Europa y las dificultades que pueden encontrarse para acoger a un gran número de conductores y sus vehículos.

Girteka Logistics, preparada

Desde Girteka Logistics, sostienen que ya están preparados para todos los retos que se presentan a partir de febrero y, de hecho, tienen previsto abrir una nueva base en Poznan, Polonia, para estar más cerca de sus clientes de Europa Occidental, que estará completamente operativa a finales de año.

Además, será necesario contratar más conductores para cumplir con la obligación de que tanto camiones como profesionales vuelvan a la base de operaciones o al lugar de residencia, si bien en este caso no parece tarea fácil teniendo en cuenta la actual escasez de conductores en Europa.

En este sentido, el operador insiste en que hasta el momento han ofrecido siempre unas buenas condiciones a todos sus empleados, algo que se demuestra con el hecho de que ninguno de sus camiones esté parado en sus bases.

Además, creen que es importante hacer un seguimiento de cerca del cumplimiento de la nueva normativa, no solamente para evitar multas sino también para asegurarse de ofrecer unos elevados estándares de servicio.

En cualquier caso, es evidente que el nuevo Paquete de Movilidad tendrá un impacto en los precios de los servicios de transporte en Europa, en un momento en el que el sector se enfrenta a un incremento del precio del combustible, las materias primas y otros gastos operativos.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px