En octubre, la escasez de conductores que ya se ha dejado sentir con fuerza en el Reino Unido también se ha demostrado como una realidad ampliamente perceptible en España.

Diversas regiones la sufren, como la Comunidad Valenciana, Galicia o Castilla y León. Además, algunas de ellas parecen haberse puesto manos a la obra con diversas iniciativas en los ámbitos de la formación, o para la incorporación de mujeres y jóvenes.

De hecho, los transportistas han alertado ya este pasado mes de posibles problemas de desabastecimiento antes de final de año, en un momento crítico y de máxima urgencia que, según Transportave, podría «llegar a una situación de colapso en un tiempo récord».

Mientras, en el Reino Unido están moviendo cielo y tierra para evitar el desabastecimiento que sufre el país. Entre las medidas adoptadas se encuentran nuevas relajaciones de los tiempos de conducción y descanso, así como facilidades para hacer operaciones de cabotaje, amén de otras más sobre permisos de conducir.

La escasez de conductores dificulta el suministro en el Reino Unido.

Desde el plano legislativo, a primeros de mes entró en vigor la nueva ley de morosidad, pero, pese al avance, el sector no ve que se produzcan cambios en otros problemas, para los que estaba comprometido la ayuda de la Administración.

En este mismo sentido, la última reunión con altos cargos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana no parece haber calmado los ánimos de un sector que habla abiertamente de movilizaciones, tras la carta abierta remitida por el Comité Nacional.

Especialmente sangrante es el caso de la carga y descarga, para el que Portugal ya ha desplegado soluciones, mientras que el Gobierno español sigue resistiéndose a limitar la libre contratación mercantil, pese a que estas labores son algunas de las que más alejan a los profesionales de un sector que necesita un relevo generacional desesperadamente.

De igual modo, octubre ha sido el mes en el que el Ejecutivo ha dado a conocer su proyecto de Presupuestos Generales para 2022, con pocas novedades para el sector, que espera una articulación más definida de las ayudas prometidas para la renovación de flota y para impulsar la digitalización.

tresserras carga camion

La carga y descarga es una actividad que aleja a nuevos profesionales del sector.

Además, los peajes siguen trayendo cola, mientras el sector anda con la mosca detrás de la oreja, por mucho que se le garantice que no se implantará el sistema de pago por uso en las autovías sin consultárselo. Al tiempo, Guipúzcoa se ha visto obligada a dejar de cobras su canon, aunque ya trabaja en uno nuevo más extenso.

De igual modo, también en el ámbito regulatorio, Tráfico ha introducido este pasado octubre, con carácter voluntario, la nueva pegatina de ángulo muerto y ha regulado el número y lugar de colocación de estos indicativos en los vehículos a través de una Instrucción.

Por otra parte, Transportes ha dictado una Instrucción sobre interpretación en la inspección de tiempos de conducción y descanso, así como para el uso correcto del tacógrafo.

En el ámbito empresarial, el mes viene marcada especialmente por la operación de absorción de Acotral por Ontime, para crear la mayor empresa española de carga completa, con una facturación anual de más de 600 millones de euros.

Por otro lado, Gallastegui ha absorbido a una empresa vizcaína del grupo dedicada a paquetería industria y transporte urgente, principalmente.

Así mismo, Marcotran ha solicitado más espacio en el puerto de Algeciras para reforzar sus tráficos con el norte de África, en plena recuperación tras la pandemia.

Además, Stef se refuerza en el Reino Unido con la adquisición de Langdon Group a Grupo Nagel, en una operación que se cerrará antes de fin de año, mientras que H. Essers ha entrado en el mercado español de transporte de químicos, con la compra de la catalana Coral Transports & Stocks.