Durante el segundo trimestre de 2020 se han transportado por ferrocarril en España un total de 4.871.721 toneladas de mercancías, un 25,7% menos que en el mismo período de 2019. Del volumen total, el 39% corresponde ya a operadores privados, que están incrementando su peso sustancialmente, a pesar de encontrarse aún por debajo de la cuota de Renfe Mercancías.

La empresa pública ha gestionado un total de 17 millones de toneladas de carga a lo largo de 2019, lo que supone un ahorro de costes externos de 350 millones de euros. Además, un 76,1% del total de los tráficos realizados con locomotoras eléctricas ha utilizado electricidad de origen renovable.

En cuanto a Adif, Competencia ha analizado en el noveno mes del año la modificación de la Declaración sobre la Red correspondiente a 2020, valorando especialmente que se adecúen los parámetros de tráfico a la evolución de los tráficos.

También en septiembre, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha formalizado el contrato de servicios para la redacción del estudio informativo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, en el tramo que va de Bilbao a Santander. También ha adjudicado el correspondiente a la redacción del estudio informativo de la conexión en ancho estándar de la línea Zaragoza-Canfranc-Pau con PlaZa.

Ferroportuario

En este contexto, sigue avanzando el desarrollo de la futura autopista ferroviaria Algeciras-Madrid-Zaragoza, que discurre por el ramal central de los Corredores Mediterráneo y Atlántico de la Red Transeuropea de Transportes. Los representantes del puerto de Algeciras han vuelto a incidir este mes en la urgente necesidad de apoyar la ejecución del trazado ferroviario con fondos europeos.

Al mismo tiempo, desde Puertos del Estado siguen reclamando más inversiones en las conexiones ferroviarias de estas instalaciones que permitan dar continuidad al tráfico de mercancías que aprovecha las infraestructuras optimizadas del lado mar.

La autopista ferroviaria Algeciras-Madrid-Zaragoza es un elemento fundamenal para asegurar la conectividad hacia el interior de la península del puerto de Algeciras.

Uno de los que ha dado pasos en este sentido es el puerto de Valencia, que ha adjudicado la redacción del proyecto de duplicación de vía e implantación del tercer hilo ferroviario entre los muelles de Poniente y Levante. También el puerto de Castellón, donde el nuevo presidente, Rafa Simó, se ha comprometido a impulsar proyectos estratégicos como la estación intermodal o el acceso ferroviario al puerto.

En el puerto de Cartagena, Adif ha abierto el procedimiento de licitación del contrato correspondiente a la redacción del proyecto constructivo y ejecución de obra para la renovación de la terminal de Escombreras para la mejora de la explotación del tráfico ferroviario. Mientras, la Autoridad Portuaria de Gijón contratará las obras de renovación la vía de entrada al Espigón II.

Mención aparte merece el puerto de Tarragona, donde Berge ha gestionado su primera operativa ferroviaria de productos agroalimentarios, con un tren cargado de harina de soja en el nuevo punto de carga del Muelle de Aragón.

Asimismo, el puerto de Málaga ha iniciado una nueva operativa de transporte intermodal para la importación de aceite usado y su traslado hasta las instalaciones de Linares Biodiesel Technology en Jaén para su reconversión en biocombustible.

Por otra parte, Transfesa Logistics tiene en funcionamiento una nueva ruta internacional para el transporte intermodal de aceite de oliva desde España a Bélgica y ha puesto en marcha un nuevo servicio frigorífico para el transporte de productos hortofrutícolas de Tesco entre España y Reino Unido.