El sector del transporte ferroviario se ha visto afectado en marzo por la declaración del estado de alarma en el país con motivo de la epidemia de coronavirus. Las autoridades europeas sostienen que debe garantizarse el libre tránsito de mercancías, si bien los servicios de viajeros se han reducido sustancialmente.

El sector del transporte intermodal ha tenido que solicitar al Ministerio de Transportes que se tenga en cuenta su existencia a la hora de tomar decisiones y ha propuesto que se supriman los cánones ferroviarios durante este periodo, al reducirse también la ocupación de los trenes de mercancías. Por ejemplo, en el Puerto Seco de Azuqueca prevén un descenso del 30% en el tráfico en el mes de marzo a causa de la crisis sanitaria.

Lo que sí ha anunciado el departamento de Ábalos es que se mantendrá la vigencia de los títulos habilitantes del personal ferroviario. También prometió unos días después de iniciarse el confinamiento repartir mascarillas entre los trabajadores de Adif, Adif Alta Velociad y Renfe.

En este sentido, conviene resaltar las posibilidades del transporte ferroviario para el traslado de material sanitario, pues desde Yiwu ha llegado ya a Madrid un tren con 110.000 mascarillas y 766 equipos de protección individual.

En otro orden de cosas, Competencia ha propuesto cambios a Adif en sus cánones para 2020 con el fin de que se incremente la demanda entre las nuevas empresas ferroviarias.

Ferroportuario

Además, Aragón Plataforma Logística ha definido algunos de sus planes para 2020, cuando tratará de impulsar el proyecto de la autopista ferroviaria Zaragoza-Algeciras. Precisamente la conexión ferroviaria del puerto de Algeciras ha vuelto a estar operativa después de las actuaciones realizadas por Adif.

Por su parte, Synergy está planteándose añadir una séptima circulación a su servicio ferroviario entre Noáin, en Navarra, y el puerto de Barcelona. También han finalizado ya las obras del acceso ferroviario a la dársena de Escombreras, en el puerto de Cartagena y el de Huelva quiere mejorar la interoperabilidad ferroviaria en sus instalaciones.

En el norte, el puerto de Bilbao ha licitado la explotación del apartadero de Arasur y Samca espera duplicar sus tráficos de graneles agroalimentarios de cara al mes de mayo.