Superadas las 2.000 operaciones con convoyes de su servicio ferroviario entre la terminal intermodal de Navarra, en Noáin y la terminal Best de contenedores del puerto de Barcelona desde 2012, la ruta que opera Synergy podría añadir una séptima circulación en breve.

Tras haberse incorporado la sexta en febrero, el Gobierno de Navarra estima que, en próximas semanas, podrían necesitarse siete trenes semanales para poder atender las demandas de las empresas, que cada vez optan más por este tipo de transporte más sostenible.

Según las previsiones del Ejecutivo autonómico navarro este año podría alcanzarse la cifra total de 650 trenes de mercancías en los trayectos Noáin-Barcelona-Noáin, frente a los 520 de 2019, con lo que se lograría un incremento anual de 130 trenes.

En cuanto al número de toneladas transportadas, las previsiones indican que se alcanzarán las 840.000 este año 2020, lo que implicaría un incremento de 170.000 toneladas más con respecto a 2019, año en el que se transportaron un total de 669.600 toneladas.

Las autoridades regionales calculan que desde 2012, se han reducido en 73.000 el número de camiones que circulan por las carreteras, merced a este servicio, con lo que se ha evitado la emisión de más de 100.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y, al tiempo, se ha contribuido a descongestionar las vías, así como a aminorar el desgaste de las infraestructuras viarias.