Aún no se han decidido las medidas que la Unión Europea tomará de manera conjunta para hacer frente a la pandemia del coronavirus, pero sí hay algo claro que tienen las autoridades comunitarias es que debe mantenerse la libre circulación de mercancías.

En este sentido, la Comisión Europea estima que «la libre circulación de mercancías es crucial para mantener el abastecimiento de bienes».

Así pues, el Colegio de Comisarios estima que las medidas de control que se establezcan para contener el avance de la enfermedad no deberán implicar «cortes serios en las cadenas de suministro» que, a su juicio, constituyen «servicios esenciales de interés general para las economías nacionales y de la UE en su conjunto».

Carriles prioritarios para mercancías

Por ello pide a los Estados miembro que establezcan carriles prioritarios para el transporte de mercancías.

De igual manera, garantizar la seguridad en el movimiento de los trabajadores móviles, como conductores de camión, maquinistas y pilotos supone un elemento clave para garantizar el movimiento de mercancías en todo el territorio comunitario, así como del personal mínimo necesario para este servicio.

De igual manera, la Comisión tampoco considera necesario establecer nuevos certificados de seguridad en el movimiento intracomunitario de productos alimentarios, ya que no está demostrado científicamente que sean un vector de transmisión del coronavirus.