En los últimos meses, el transporte de mercancías por carretera asiste a una persistente y aguda subida de costes que se refleja principalmente en los precios de los combustibles, pero que no se queda ahí.

De esta manera, a un escenario de crisis, pese al aumento evidente de la actividad que, en todo caso, no llega a alcanzar los niveles previos a la pandemia, se suman nuevas preocupaciones para unas empresas cuya resiliencia es simplemente admirable.

También los peajes siguen marcando la actualidad del transporte, mientras que la ansiada ley de la morosidad parece que se demora más de lo inicialmente previsto, dado que el Senado ha decidido ampliar la posibilidad de introducir enmiendas hasta septiembre, con lo que el proyecto no estará listo, como pronto, hasta mediados de octubre.

Por lo que respecta a los peajes, el mes se abría con el Gobierno diciendo que el proyecto es solo una invitación al debate, posteriormente se ha conocido que la iniciativa nunca obedeció a una petición expresa de la Comisión Europea, tal y como se había afirmado, por lo que el sector montó en cólera.

Vizcaya también quiere contar con peajes como Guipúzcoa.

Guipúzcoa y también Vizcaya

A su vez, la Diputación de Guipúzcoa se ha dedicado a hacer la zangamanga para seguir cobrando sus peajes, mientras que Vizcaya parece decidida a copiar la iniciativa, aunque ambos cánones generan rechazo entre los transportistas guipuzcoanos y vizcaínos.

Ante el empecinamiento de las autoridades guipuzcoanas, el Comité Nacional ha anunciado querellas y parece que la medida ha servido de toque de atención, aunque la Diputación sigue embolsándose el canon.

Por lo que toca a la morosidad, parecía que el rápido, aunque no del todo favorable para el sector, paso de la ley por el Congreso auguraba una aprobación rápida que ha congelado de golpe el Senado.

Así mismo, en relación con las negociaciones entre el Comité y el Ministerio por el plan de sostenibilidad para el sector, lo cierto es que los representantes del transporte han mostrado su decepción por un primer borrador que no cumple expectativas.

Sin embargo, la negociación se mantiene, pese a que las 44 toneladas parecen más cerca, se han de tenerse en cuenta las declaraciones públicas de altos cargos de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

De igual modo, también ha habido polémica por el acceso al mercado, que parece más laxo con el requisito de antigüedad de flota fuera de juego.

En la Unión Europea, esta semana se ha producido un acuerdo para modificar la regulación de la euroviñeta, con el fin de reemplazarlo por un sistema de peajes más homogéneo, en función de la distancia recorrida, sobre los principios de pago por uso y de que quien contamina paga, y que deberá confirmarse.

Primafrío esperará vientos más favorables para su salida a Bolsa.

Actualidad empresarial: Primafrío y Cisternas Amarillo

En el ámbito empresarial, la murciana Primafrío hizo un intento para salir a los mercados bursátiles este mismo mes, aunque finalmente la operación se retrasó hasta encontrar vientos más favorables.

Por otra parte, Cisternas Amarillo ha dado el salto al transporte de graneles alimentarios con el Reino Unido al aliarse con la británica Abbey para establecer flujos bilaterales de transporte de graneles alimentarios.

Por contra, Cesáreo Martín Sanz, histórica empresa madrileña, ha solicitado el concurso voluntario y un juzgado de Madrid ya ha designado una administradora concursal.

En cuanto a los datos estadísticos, durante junio se ha conocido que ha crecido el volumen de mercancías transportadas por carretera durante el primer trimestre de 2021, tanto en servicios nacionales, como internacionales.

Al tiempo, los precios de los servicios de transporte registran comportamientos dispares en función de la distancia recorrida.