Algo se mueve en Renfe Mercancías en los últimos tiempos. Durante el mes de noviembre, la filial de carga del operador ferroviario público ha iniciado el proceso para vender su participación en Transfesa y Semat, en las que posee un 20,35% y un 36,36% de sus respectivos capitales sociales.

De igual modo, Renfe Mercancías, que tuvo unas pérdidas de 48,4 millones en 2016ha conseguido reducir sus pérdidas un 40% hasta septiembre, mientras que, por otra parte, Fomento dará a conocer antes de fin de año quién será el “socio logístico para Renfe Mercancías” y, al tiempo, la filial de carga de Renfe empezaba a operar con Medway en la terminal de San Lázaro con dos trenes semanales para la naviera MSC y un tráfico mensual que podría alcanzar los 1.000 TEUs con un primer tren de mercancías cargado con 1.190 toneladas de concentrado de tomate y vidrio.

Por lo que respecta a las infraestructuras ferroviarias, España y Francia estudian nuevas medidas para la proyección logística del paso central de los Pirineos.

De igual modo, Bruselas da una de cal y otra de arena. Por un lado, descarta invertir en el Corredor Transcantábrico, mientras que, por otro, ofrece financiación europea para la conexión de Galicia con Europa.

Los puertos, protagonistas del transporte ferroviario de mercancías

El puerto de Castellón, por su parte, estudia la puesta en marcha de una conexión ferroviaria con Madrid e, igualmente, anuncia la inversión de 37 millones en la mejora de su conectividad ferroviaria.

Otro puerto, el de Huelva ha presentado el proyecto de su nueva plataforma intermodal con una inversión de 12 millones de euros y, de igual modo, la terminal ferroportuaria de Pancorbo ha recibido el primer tren procedente del puerto de Bilbao.

Igualmente, en esta misma comunidad autónoma, el Gobierno vasco ha anunciado que destinará un millón de euros para la conexión ferroviaria de Arasur con el puerto de Bilbao.

Por lo que respecta a los grandes ejes, Ferrmed reclama un gran corredor transeuropeo para el tráfico con Asia, mientras que para España, el puerto de Valencia pide mejoras en el Corredor Cántabro-Mediterráneo para disponer de conexiones óptimas con el puerto de Bilbao y la cornisa cantábrica y, por otra parte, nuestro país pide que se impulse la red básica y que se incluya el ramal cantábrico de carreteras en el Corredor Atlántico.

En el ámbito internacional, Gefco ha recibido el primer tren cargado con contenedores completos procedentes de China y, al tiempo, el operador ha puesto en marcha una nueva ruta intermodal que conecta el centro de Europa con Asia.

Así mismo, Eurotunnel ha cambiado su denominación social por la de Getlink para potenciar la presencia comercial de su subsidiaria encargada de la interconexión eléctrica entre Francia y el Reino Unido.

En Europa, el creciente volumen de mercancías transportadas por ferrocarril entre China y el Viejo Continente parece suponer una amenaza para el crecimiento del transporte marítimo en un momento en que el transporte ferroviario parece vislumbrar que podría seguir la misma estrategia de integración que el marítimo.