El transporte de mercancías por carretera ya tiene la ansiada ley de morosidad aprobada por el Congreso, pero, al tiempo, mira de reojo al Reino Unido, para comprobar los efectos de la escasez de conductores sobre una cadena de suministro ya tensionada anteriormente por la pandemia y el ‘Brexit’.

El problema es real y, como explica ATA, España podría tener problemas de desabastecimiento en un plazo de cinco años si no se toman pronto decisiones para atraer jóvenes al sector con el fin de paliar la escasez de conductores existente en el país.

En Europa, se aboga por soluciones con un enfoque más global y con diferentes puntos de vista para un problema ciertamente grave, a la vista de que en el Reino Unido se requieren toda una batería de medidas para intentar solucionar la situación, incluyendo la movilización del Ejército y facilidades en el ADR, así como la entrada de conductores extranjeros de manera temporal.

De momento, los cargadores se han comprometido a planificar la gestión de muelles y la asignación de franjas horarias, y garantizar la seguridad y bienestar del conductor, con la intención de mejorar las condiciones de trabajo de los conductores.

La falta de conductores es un problema económico de primera magnitud.

Por otra parte, en España, después del trámite por el Senado, finalmente se ha aprobado la reforma de la LOTT que castigará la morosidad.

Además, los peajes para camiones también han generado información nueva, toda vez que el Supremo ha cerrado el paso al recurso de Guipúzco , que también pretende triplicar el precio del peaje, para defender sus peajes a camiones y deja sin argumentos de defensa a las instituciones provinciales.

Por otro, la Diputación de Vizcaya ha acordado que trabajará para poner peajes a los camiones “de manera progresiva” y buscando «la colaboración del sector del transporte por carretera”, que considera ilegal el proyecto.

Mientras CETM insiste, en clave nacional, en que se necesita un acuerdo para poner peajes en las autovías y reclama a Transportes una interlocución más eficaz y cercana.

En paralelo, el Ministerio ya ha terminado el proceso de reparto de ayudas al abandono para los transportistas autónomos con la distribución definitiva.

Además, este mismo mes se ha hecho oficial el incremento del salario mínimo, con posibles repercusiones en los colectivos con menores retribuciones, así como en los convenios provinciales más bajos.

e-CMR de Transfollow

La digitalización es un proceso imparable.

En el transporte internacional, Astic ha pedido a la Agencia Tributaria que implante el e-TIR, ya que impulsaría la digitalización, facilitaría los intercambios comerciales y no supondría una gran inversión tecnológica.

Así mismo, en Cataluña, se prohibió inicialmente la circulación de camiones por la AP-7 los domingos de septiembre, tras las retenciones que se produjeron el primer fin de semana de septiembre en la provincia de Barcelona, y, después, las autoridades han empeorado la medida permitiendo la ciruclación de pesados únicamente por el carril derecho.

Por lo que respecta a estadísticas del sector, los datos de la Encuesta Permanente del Transporte por Carretera también daban cuenta de que durante el segundo trimestre se habían recuperado los niveles previos a la pandemia por lo que respecta a volúmenes movidos en España, aunque los precios de los servicios no acompañan y han descendido ligeramente entre abril y junio.

De igual modo, la cifra de negocio del transporte y la logística mantiene su ritmo de crecimiento en julio, aunque con retrocesos mensuales en el transporte de mercancías por carretera y el segmento de correo y paquetería.

Durante el mes se han suscrito nuevos convenios colectivos provinciales en Cuenca y en Zaragoza, mientras que también se ha suscrito un acuerdo para un nuevo convenio provincial para el transporte de mercancías en Granada, que entrará en vigor en breve con una duración de tres años.