A medida que pasan los meses, el sector logístico va sacando la cabeza para consolidarse como un puntal para la tan ansiada recuperación de la pandemia.

En este escenario nuevo parece que el empuje del comercio electrónico se mantiene y sigue actuando como una auténtica dinamo para la actividad logística no solo en España, sino también en el continente europeo.

De hecho, el sector parece uno de los más resistentes de la economía, con una recuperación más estable, y, en esta misma línea, un análisis coloca a dos empresas logísticas entre las mejores para trabajar del país, con un sector que ha aprendido alguna lección de una dura experiencia social y económica.

Los consumidores tienen cada vez más confianza en el comercio electrónico.

El e-commerce genera confianza sostenida

La pujanza del canal on-line, que ya roza un 20% de cuota sobre el comercio total global, y la confianza que genera se refleja en movimientos dentro del sector, proyectos e impulso para la actividad de algunas ramas, como es el caso de la carga aérea, que vive momentos complejos.

Así pues, cada vez parece más claro que la pandemia está consolidando las entregas en consignas y puntos de conveniencia, al tiempo que ha abierto el canal on-line hacia nuevos nichos como la alimentación, mientras que el sector parece abrir el espectro hacia nuevos servicios de valor añadido.

Sin embargo, la gestión logística no está exenta de nuevas amenazas que acentúan la sensación de incertidumbre en estos tiempos, y entre las que se incluyen los riesgos cibernéticos y de seguridad de la información, un aspecto especialmente sensible en cadenas de suministro cada vez más tecnológicas.

Precisamente en el ámbito de las plataformas electrónicas, este último mes se ha aprobado la ‘Ley Rider’, que entrará en vigor en agosto y que se ha llevado una mezcla de pitos y aplausos.

La ‘Ley Rider’ entrará en vigor en agosto próximo.

Distribución en Madrid y Barcelona

De igual manera, en la distribución urbana de Barcelona, ha generado polémica el calendario de acceso a la nueva Zona de Bajas Emisiones del área metropolitana y la presión del sector ha obligado a las autoridades municipales a replantear los tiempos.

Mientras, en Madrid, se van cumpliendo nuevos trámites para tener a punto la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible que, a efectos del sector logístico, tendrá especial incidencia en la regulación de las plazas de carga y descarga, una vez que el Supremo ha dado la puntilla definitiva a Madrid Central.

También en la Comunidad de Madrid sigue la polémica en relación con las entregas de paquetería en turismos VTC. Si Cabify sigue reforzando el servicio, las autoridades regionales insisten en que perseguirán y sancionarán estos servicios.

La logística de automoción sigue afectada por la escasez de componentes electrónicos, algo que perjudica al flujo tenso que caracteriza a la cadena de suministro de este sector y que parece que no es flor de un día.

En el ámbito de la carga aérea, el sector se está haciendo con un papel esencial en algunos de los movimientos de largo recorrido más críticos y de mayor valor, mientras se multiplican las iniciativas, con los cargueros jugando un rol protagonista en el comercio internacional.

La carga aérea vive un momento de fuerte intensidad.

Por ejemplo, DHL Express ha aunciado que creará una nueva filial para carga aérea en Europa, mientras que CMA-CGM ha decidido ampliar sus servicios de transporte aéreo de mercancías, entre otros.

Mientras tanto, en un sector en franco retroceso, como es el de la distribución de prensa y publicaciones, uno de los movimientos de concentración más importantes, el de Sgel y Boyacá, ha topado con Competencia, que seguramente pondrá condiciones a la fusión.

Así mismo, en el mes también son de reseñar movimientos como que Correos haya iniciado la digitalización de sus oficinas rurales, o que FedEx amplíe sus servicios logísticos para e-commerce en Europa.

A escala global, JD.com ha sacado su rama logística a Bolsa, mientras que Cisco Systems se mantiene por segundo año consecutivo el ‘Top25’ de la cadena de suministro de Gartner.