El informe Supply Chain Risk Insights 2021 ha adelantado cuáles serán las nuevas amenazas y los nuevos desafíos a los que tendrá que hacer frente la cadena de suministro este año.

Entre ellos se encuentran el covid-19, las dificultades económicas, las actividades de contrabando, el fraude y la seguridad alimentaria así como la capacidad de las organizaciones en adaptarse a los nuevos cambios normativos.

Publicado por la empresa BSI, dicho informe indica cómo la pandemia de la Covid-19 continuará teniendo efectos latentes en la resiliencia organizacional a lo largo de 2021, cambiando directa e indirectamente la forma en que las organizaciones trabajan.

También existirán otros desafíos, como el aumento de la regulación de las cadenas de suministro, el trabajo forzado y las violaciones de los derechos humanos que desafiarán la resiliencia organizacional y la continuidad de los negocios. A la vez que el mundo continuará lidiando con los impactos persistentes de la pandemia.

Durante 2020, las organizaciones tuvieron que enfrentarse a un sinfín de retos como son los delitos relacionados con las mercancías, las interrupciones provocadas por el hombre y las protestas políticas.

También aumentaron los hurtos en instalaciones de África y Europa con un incremento general de suministros médicos robados, un elevado número de secuestros en América Latina y constantes ataques a camiones estacionados en lugares vulnerables de Estados Unidos y Canadá.

Se espera que también durante este año, con la disminución del impacto de la pandemia a nivel global, las prácticas de robo de mercancías también vuelvan a aumentar, en especial los ataques a vehículos.