El canal on-line sigue ganándose un espacio entre el resto de segmentos en las preferencias de los consumidores.

Si durante la pandemia se erigió como una alternativa para los ciudadanos que preferían no salir de casa, la creciente apuesta de las enseñas por crear sus propios espacios de comercio electrónico y la creciente aceptación de esta fórmula de ventas entre los usuarios, están empujando aún más sus cifras.

Según los datos de Gelt, especialista en compra inteligente en el sector de gran consumo, la cesta de la compra vive un acelerado proceso de digitalización.

Así pues, la compañía estima que el número de compradores que reparten ahora sus operaciones entre los canales físico y digital aumenta en un 2% y representa ya el 19% del total.

De igual modo, entre ellos, el porcentaje de compras digitales sube al 20%, lo que supone que el 80% se sigue comprando en las tiendas físicas.

Este dato representa un incremento de cinco puntos porcentuales sobre 2020, año en el que el reparto era del 15% en compras digitales y el 85% físicas.

Por otra parte, por lo que respecta a los perfiles de compradores, las mujeres son las principales compradoras, Si en 2020 realizaban el 55% de las operaciones, hasta abril de 2021 están ya en el 61%, seis puntos más.

Además, por generaciones, son los millennials los que encabezan el número de compras con un 52%, seguidos de los consumidores encuadrados en la generación X, entre 40 y 54 años, que alcanzan otro 31%.