Apenas un año después de su irrupción, la pandemia parece haber iniciado una nueva fase de impulso del comercio electrónico, que implica una progresiva transformación de la cadena de suministro para dar cabida a un canal on-line cada vez más voluminoso, tanto por volumen de usuarios, como por espectro de productos que cubre.

Con una logística del e-commerce reforzada tras la crisis sanitaria, ahora se abre camino un sector que ha incorporado 15 millones de compradores el año pasado y incorpora incluso a colectivos que hasta hace pocos meses parecían reticentes a entrada en este canal.

El auge del e-commerce favorece la creación de nuevas soluciones para la cadena logística.

El comercio electrónico está incorporando compradores que eran reticentes hasta hace unos meses.

Nuevas experiencias para un nuevo escenario

En este contexto se colocan iniciativas como las que desarrolla El Corte Inglés para adaptar la estructura de sus establecimientos al on-line o la transformación que está llevando a cabo Leroy Merlin con la gestión logística como caballo de batalla en este proceso.

De igual modo, Makro también impulsa una plataforma de e-commerce para el canal Horeca, mientras que Inditex también acelera para culminar en breve plazo su integración omnicanal, y Mango, por su parte, refuerza su transformación digital.

Por otra parte, en un escenario tan novedoso también se producen fuertes movimientos con los que se quiere acotar las relaciones laborales en las plataformas de comercio electrónico a través de una nueva ‘Ley Rider‘, cuyo acuerdo se ha utlimado en marzo y que ha despertado una fuerte controversia, con dudas sobre su efecto sobre el empleo.

En paralelo, Correos parece vivir convulsiones sin fin en su ámbito laboral, precisamente cuando el mercado postal está pasando a ser residual y debe ponerse a punto para convertirse en un operador logístico capaz de competir a nivel global.

Al tiempo, en marzo se ha abierto un nuevo debate sobre la posibilidad que contempla Competencia de que las VTC puedan repartir pequeña paquetería sin tener autorización administrativa para transportar mercancías, algo que en el sector se ha calificado como intrusismo y que abriría aún más un mercado muy atomizado, hipercompetitivo y con márgenes escasos.

De igual modo, el nuevo escenario en que se mueve la logística también afecta a las corporaciones municipales. Zaragoza ha entendido a la perfección los cambios que se están produciendo y lidera sendos proyectos para el uso de drones en paquetería, así como para la distribución urbana de mercancías, de la mano de la DGT.

La logística urbana vive un proceso de cambios acelerados.

Proyectos en el sector

Dentro del propio sector, DPD pretende impulsar la paquetería transfronteriza, mientras que Palibex ha reforzado su apuesta por la sostenibilidad.

Por otra parte, DHL ya ha empezado a operar en la nueva plataforma de Zalando en Illescas y Transcoma ha abierto nuevas oficina en Gijón y Sevilla.

De igual manera, Amazon sigue impulsando sus servicios de carga áerea, ámbito en el que también se han movido Decoexsa y Transcoma.

Además, Ontime ha automatizado su centro nacional de coordinación y Palletways ha superado el millón de palets movidos en España el año pasado.

Finalmente, en el campo de las movimientos empresariales, XPO a la escisión de su rama logística, la nueva GXO, mientras que Amazon ha decidido reducir su presencia en el capital de Deliveroo. Al tiempo, Competencia analiza la viabilidad de la propuesta de fusión que tienen en la mesa Boyacá y SGEL.

Adicionalmente, Pall-Ex Iberia ha puesto en marcha una nueva rama de temperatura controlada y DHL realizará fuertes inversiones para alcanzar sus objetivos de descarbonización.