Las ventas del canal on-line de Leroy Merlin en España han crecido un 51,9% el año pasado, hasta alcanzar un volumen anual de 91 millones de euros, lo que indica un cambio acelerado hacia el comercio electrónico en la cadena.

Ante esta tedencia, la compañía prevé realizar este año inversiones por valor de 108 millones de euros, que se destinarán principalmente a la ampliación  y transformación de su red de puntos de venta, así como al desarrollo tecnológico y su cadena de suministro.

En concreto, la multinacional destinará más de 67 millones de euros a desarrollar su red con tres nuevas grandes superficies, como son la de Jaén, abierta la semana pasada, a las que sumaraán las de León y Tenerife.

De igual manera, también se hará frente a la transformación de 17 tiendas Aki, que se incorporarán a los 129 puntos de venta de los que Leroy Merlin dispone actualmente en España, con lo que se culminará la convergencia con Aki iniciada en 2019.

En el ámbito de su gestión logística, Lery Merlin tiene intención de agilizar plazos de entrega con la recogida inmediata en tienda y convertir los puntos de venta en plataformas logísticas de proximidad, de tal manera que convertirá cada tienda en un pequeño almacén para compras más rápidas y personalizadas.

Así mismo, la cadena gala tiene previsto poner en marcha de un nuevo formato de plataformas logísticas regionales para impulsar la diversificación y especialización local, con una gestión de stock más dispersa, adaptada a un crecimiento de las ventas de comercio electrónico.

Actualmente Leroy Merlin prueba este nuevo modelo en Valencia, uno de sus principales mercados en venta y tránsito.