El V Acuerdo Marco del sector de la estiba, que aún están negociando los sindicatos y la patronal, ha seguido acaparando la atención en el mes de noviembre debido al expediente sancionador abierto por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC, que considera que el texto que se está negociando restringe la libertad de contratación. La amenaza de multa ha paralizado, por el momento, las conversaciones.

Las réplicas no se han hecho esperar por parte de Coordinadora, que estudia tomar medidas contra lo que consideran una extralimitación de las funciones de la CNMC. Por su parte, en CCOO creen que se trata de una actuación «carente de fundamentos legales«.

En cambio, para el presidente del puerto de Vigo, Enrique López Veiga, el acuerdo atenta claramente contra la libre competencia, por lo que ha decidido denunciarlo ante la Comisión Europea para que «no se firmen cosas que no se ajustan a la Ley«.

En este ámbito, se ha conocido también que las sociedades de gestión de estibadores portuarios de los puertos de Cartagena, La Coruña, Ferrol-San Cibrao, así como Marín y Ría de Pontevedra dejarán de prestar sus servicios, tras finalizar el plazo fijado por el Real Decreto de la estiba para que los accionistas de las Sagep decidan continuar o separarse.

Exceso de capacidad en el sector

En líneas generales, el sector del transporte marítimo continúa registrando buenas cifras y según un informe de la Unctad, crecerá a un ritmo del 3,2% hasta 2022. Como dato, la flota mundial de portacontenedores ha alcanzado los 21 millones de TEUs de capacidad en el undécimo mes del año, aunque precisamente la situación de sobrecapacidad actual podría acabar frenando el crecimiento del sector.

Esto tendría graves efectos en los precios de flete, que pueden empezar a notarse en 2018, ya que las navieras no han cancelado prácticamente ningún servicio durante la temporada baja. A esto se suma el hecho de que siguen invirtiendo en grandes megabuques, que podrían impedir alcanzar el equilibrio entre la oferta y la demanda.

En lo que respecta a las emisiones de las operaciones marítimas, aumentarán entre un 50% y un 250% hasta el año 2050. Recientemente, el Consejo Europeo, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea han acordado que este tipo de transporte quede fuera del régimen de comercio de emisiones y que sea la Organización Marítima Internacional la que se ocupe de regularlas en este ámbito, una decisión que ha sido celebrada por la Asociación Europea de Navieros.

Chimenea de ferry en puerto de barcelona

La OMI establecerá los objetivos de reducción de emisiones.

A nivel nacional, el Tribunal de Cuentas ha puesto el foco sobre la falta de planificación estatal, que está provocando un exceso de capacidad en los puertos españoles, que hasta septiembre de 2017 han registrado un incremento en su tráfico del 6%.

Puertos y terminales

En el puerto de Valencia, tanto los transportistas como la propia Autoridad Portuaria siguen reclamando la puesta en marcha del acceso norte, un proyecto que de momento el Ayuntamiento rechaza porque implicaría la construcción de un túnel. El objetivo actual es que todas las administraciones alcancen un consenso sobre la solución más conveniente.

Además, la Autoridad Portuaria, junto a la de Castellón y la de Alicante, se están planteando una alianza estratégica con Madrid, que tendría en estas instalaciones sus «puertos naturales». El recinto portuario castellonense, que invertirá 37 millones de euros en mejorar su conectividad ferroviaria, ya está negociando la puesta en marcha de la primera línea ferroviaria que uniría el puerto con la capital.

En el sur, el puerto de Huelva invertirá 12 millones de euros en su nueva plataforma intermodal, mientras que la terminal logística ferroportuaria de Pancorbo, Telof, ha iniciado recientemente este tipo de operaciones, con la llegada del primer tren de contenedores procedente del puerto de Bilbao, que acaba de presentar su plan estratégico 2018-2022.

Por otro lado, el puerto de Granadilla, dependiente de la Autoridad Portuaria de Tenerife, se ha puesto en funcionamiento en el mes de noviembre y ya ha recibido su primera escala. También en las Islas Canarias, conviene señalar que la nueva terminal de Fred Olsen en Las Palmas estará lista en abril de 2018.

Boceto de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz

Concasa ha sido la única empresa en presentar una oferta para la gestión de la terminal de contenedores de Cádiz.

En Cádiz, Concasa ha sido la única empresa en presentar una oferta para la gestión de la terminal de contenedores, para la que tiene previsto un ambicioso plan. Otro terminalista, Noatum, ha reestructurado sus Consejos de Administración para potenciar su estrategia corporativa y acaba de constituir una nueva división para la gestión portuaria de vehículos y carga ro-ro.

Apuesta por la sostenibilidad

En el undécimo mes, se ha conocido que Maersk Line ha obtenido beneficios en el tercer trimestre pese a los efectos del ciberataque, aunque ha sido superado por primera vez en movimiento de contenedores por Cosco, que continúa con sus planes de expansión mundial gracias a la financiación del gobierno chino.

Por su parte, Naviera Armas ha acudido a la bolsa de Londres para captar 300 millones de euros con los que financiar la operación de compra de Trasmediterránea y Grimaldi ha vendido a Attica su participación en Hellenic Seaways Maritime.

En línea con el planteamiento que vienen aplicando en los últimos años, l0s principales navieras han realizado una fuerte apuesta por la sostenibilidad. Así, CMA-CGM equipará sus nueve próximos buques de 22.000 TEUs con motores propulsados por Gas Natural Licuado y Hapag-Lloyd ha encargado 1.000 contenedores ‘reefer respetuosos con el medio ambiente.

En el caso de Balearia, ha iniciado las primeras pruebas de su nuevo eco-ferry, y Finnlines, que ha empezado a ofrecer nuevas conexiones con Bilbao, ha completado el alargamiento del primero de una serie de buques ro-ro, una operación que mejorará su eficiencia energética,