Las exportaciones españolas de frutas y hortalizas frescas han crecido un 2,6% en 2021, totalizando 13,4 millones de toneladas, mientras que su valor se ha incrementado en un 7,4% hasta los 15.680 millones de euros.

Estos datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales, recogidos por Fepex, demuestran la recuperación de la exportación hortofrutícola española, que en 2020 se redujeron un 2,8%.

Por productos, la exportación de hortalizas en 2021 aumentó un 1,6% en volumen respecto a 2020, totalizando 5,7 millones de toneladas y un 9% en valor, totalizando 6.576 millones de euros.

El pimiento ha sido la hortaliza más vendida al exterior, con 853.582 toneladas, lo que supone un aumento del 1%, seguido de la lechuga, que con 811.703 toneladas, se ha incrementado en un 6%. Esto contrasta con el retroceso del tomate, con un 6% menos exportado en 2021, que suma 662.497 toneladas.

En cuanto a la exportación de frutas, creció un 3% en volumen en 2021 y un 6% en valor, totalizando 7,6 millones de toneladas y 9.104 millones de euros.

En este caso, destaca el crecimiento de la fresa o el de la fruta de hueso, frente al retroceso de la manzana.

Andalucía se mantiene como la primera región exportadora, con 4,5 millones de toneladas, un 1% más que el año anterior, por un valor de 6.052 millones de euros, que marcan un incremento del 7%.

Le sigue la Comunidad Valenciana, con 3,9 millones de toneladas, un 1% más, y 4.253 millones de euros que suponen de nuevo un ascenso del 7% en valor. En tercer lugar, se sitúa Murcia, con 2,7 millones de toneladas exportadas, que representan un ascenso del 5%, valoradas en 2.992 millones de euros, un 5% más.

Cabe destacar también a Cataluña, con un millón de toneladas, que suponen igualmente un incremento del 5%, con un valor de 1.120 millones de euros, que implican un aumento del 13%.

Las ventas españolas de frutas y hortalizas en el extranjero no han dejado de crecer desde el año 2014, dicen en el Observatorio Sectorial DBK, acumulando desde entonces un aumento cercano al 50%.

En cuanto a los destinos, el 94% de la exportación española se dirigió a la Unión Europea de los 27 más el Reino Unido. En concreto, la exportación a la UE creció un 4% hasta los 11,1 millones de toneladas, y un 8% en valor hasta los 12.534 millones de euros, mientras la dirigida a Reino Unido retrocedió un 2% en volumen, hasta los 1,5 millones de toneladas y creció un 11% en valor, con 2.104 millones.

Fuera de Europa, la exportación cayó un 10% en volumen, totalizando y 439.798 toneladas y 520 millones de euros, un 9% menos.

Para Fepex, los datos sobre las exportaciones reflejan la trascendencia y dependencia que el sector hortofrutícola tiene en el mercado comunitario y demuestran que la diversidad de producciones es una de las principales fortalezas del mercado español.

Solo así se ha podido compensar el retroceso de productos muy significativos de la producción nacional, como el tomate, gravemente perjudicado por la fuerte competencia de países terceros.

En relación a los datos que se conocen de 2022, las ventas al exterior de frutas y hortalizas frescas se situaron en el primer cuatrimestre del año en 4,7 millones de toneladas, lo que supone un 2% menos que en el mismo periodo de 2021, aunque su valor se incrementó en un 5,7%, llegando hasta los 6.485 millones de euros.

La exportación de hortalizas ascendió a 2,4 millones de toneladas, lo que supone un 3,6% menos, valoradas en 3.413 millones, un 9,8% más. Sigue destacando el pimiento, con 400.320 toneladas exportadas, seguido de la lechuga, con 390.036.

En el caso de las frutas, las ventas al exterior se elevan a 2,3 millones de toneladas hasta abril, lo que implica un leve retroceso del 0,6%, por un valor de 3.072 millones de euros, tras incrementarse un 1,4%. Además de los cítricos, destaca la fresa, con 209.772 toneladas.

Importación hortofrutícola

La importación de frutas y hortalizas frescas en 2021 mantuvo la tendencia al alza de años anteriores, con un crecimiento interanualdel 5,5% en volumen y del 4,5% en valor, ascendiendo a 3,6 millones de toneladas y 3.258 millones de euros.

La importación de hortalizas fue de 1,5 millones de toneladas, un 1% más, y 887 millones de euros, un 1% menos. La de frutas totalizó dos millones de toneladas, que suponen un 9% más, y 2.372 millones de euros, que presentan un incremento del 6,7%.

Además, de enero a abril de 2022, la importación española de frutas y hortalizas frescas se ha situado en 1.247 mill ones de euros, igual valor que en el mismo periodo de 2021, siendo Marruecos, Francia y Perú los principales proveedores del mercado, seguidos de Portugal, Costa Rica y Países Bajos.

La importación española de frutas y hortalizas frescas procedente de Marruecos en el periodo de enero a abril de 2022 ascendió a 469 millones de euros, lo que representa un 11% más que en el mismo periodo de 2021, reforzándose como primer país proveedor.

Los puertos españoles en el import/export

El sistema portuario de titularidad movió 12.118.989 toneladas de frutas, hortalizas y legumbres en 2021, lo cual representa un incremento del 0,5% y 0,7% respecto a 2020 y 2019, respectivamente. El 61% de dicho tráfico, 7,4 millones de toneladas, fueron mercancías descargadas, y los restantes 4,7 millones fueron cargadas.

Han sido precisamente las mercancías descargadas las que mayor incremento experimentaron, concretamente un 5% respecto a los datos de 2019, lo que ha compensado la bajada de las mercancías cargadas, que descendieron en un porcentaje similar.

Destaca el puerto de Algeciras, con 5.732.330 toneladas de frutas y hortalizas manipuladas el pasado año, seguido del puerto de Valencia, con un total de 2.368.946 toneladas.

También es significativo el caso del puerto de Las Palmas, con 930.957 toneladas, mientras que el puerto de Barcelona ha movido 799.896 toneladas y el de Santa Cruz de Tenerife ha sumado 561.707 toneladas.

Exportaciones e importaciones españolas

En términos generales, las exportaciones españolas de mercancías ascendieron un 21,2% entre enero y diciembre de 2021, alcanzando los 316.609,2 millones de euros.

Así se refleja en los datos del comercio declarado en Aduanas presentados la Secretaría de Estado de Comercio, según los cuales las importaciones ascendieron un 24,8% hasta los 342.787,1 millones de euros.

El déficit comercial alcanzó los 26.177,9 millones de euros, un 95% más que el registrado en el mismo periodo de 2020. En su caso, la tasa de cobertura se situó en el 92,4%, es decir, 2,7 puntos porcentuales menos que la de enero-diciembre de 2020.

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea durante el pasado año, que suponen el 61,8% del total, han aumentado un 23,8%, mientras que los envíos hacia la zona euro, que representan el 54,5% del total, han repuntado un 24,3%.

En cuanto a las destinadas al resto de la Unión Europea, que constituyen el 7,3% del total, se han incrementado en un 20,3%.

Por países, destaca el aumento del 29,8% hasta diciembre de las exportaciones a Italia, del 25,7% a Portugal, del 19,7% a Francia y del 9,6% a Alemania.

En el resto de Europa, las ventas a Turquía se incrementaron un 28,9% y las ventas a Reino Unido aumentaron un 10,6%.

Las exportaciones a terceros destinos se incrementaron un 17,3% interanual en este periodo y suponen el 38,2% del total, destacando el crecimiento del 26,1% en las exportaciones a América Latina, del 19,5% haca Norteamérica, y del 18,5% a África. Por países, destacan los aumentos a Nigeria (38,8%), India (37,1%), Chile (35,4%) y Argentina (34,9%).

Respecto a los datos registrados en 2022, hasta abril las exportaciones españolas han llegado a los 120.924,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 23,2%, en línea con los datos ya citados del año 2021. Las importaciones, por su parte, se situaron en los 142.735,5 millones de euros, un 39% más.

El déficit comercial alcanzó los 21.810,9 millones de euros y la tasa de cobertura se situó en el 84,7%, es decir, 10,8 puntos porcentuales menos que la de enero-abril de 2021.

Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea, que suponen el 63,2% del total, avanzaron un 26,5% hasta abril de 2022, mientras que las ventas a la zona euro, que representan el 55,6% del total, se incrementaron en un 26,4%, y las destinadas al resto de la Unión Europea repuntaron un 27%.