Las Zonas de Actividades Logísticas se han convertido, sin duda, en un elemento imprescindible para impulsar el desarrollo de las empresas dedicadas a la logística y el transporte en el ámbito portuario, facilitando todos sus procesos y garantizando la existencia de las infraestructuras necesarias para que puedan aportar valor mientras reducen sus costes y tiempos.

Gracias a su apuesta por este tipo de espacios logísticos, los puertos disponen de una oferta integral, que permite a las empresas que allí se instalan aprovechar al máximo los recursos disponibles y optimizar todos sus procesos, siendo especialmente destacable la disponibilidad de diferentes conexiones de transporte para el envío de sus productos.

Proyectos de Cartagena y Tarragona

Entre los últimos avances en este campo en los puertos españoles, conviene citar los del puerto de Cartagena, que pretende habilitar una ZAL en Los Camachos para, por un lado, dar respuesta a la demanda de suelo en la zona, y por otro, mejorar la competitividad del recinto portuario, teniendo en cuenta que la ocupación de Escombreras está llegando al máximo.

En el mes de septiembre, el Sepes ha dado el visto bueno a la venta de 276.143,17 m² de suelo para este desarrollo, por un importe de 2.761.431,70 euros.

Este espacio facilitará la ejecución de la primera fase del proyecto de la ZAL, donde se instalarán por ejemplo el Centro Integral de Transporte y el Depósito Franco, y se promoverá suelo para el desarrollo de actividades logísticas vinculadas con el puerto.

  Además, la Autoridad Portuaria ha adjudicado a Getnisa Ingeniería Civil la redacción del proyecto básico de la terminal intermodal con la que contará este espacio.

Una actuación que se desarrolla en paralelo con la elaboración del estudio informativo para el nuevo acceso ferroviario a la instalación portuaria, con el fin de impulsar la intermodalidad entre el transporte por carretera y el marítimo-ferroviario.

También está previsto realizar un análisis de la demanda de servicios ferroviarios, para dimensionar el negocio de la Terminal Intermodal de Cartagena tanto desde el punto de vista de volumen de mercancías, como de los servicios a ofertar, tarifas de mercado y posibilidades de externalización de la actividad.

El Sepes ha dado el visto bueno a la venta de los terrenos para la ZAL de Los Camachos.

Las que sí han comenzado ya son las obras de la futura ZAL del puerto de Tarragona, tras la adjudicación de la ejecución del vial del perímetro noreste que dará acceso a esta zona. Se prevé que en diez meses se construyan 1.300 metros de vías en el que será el primero de tres proyectos de acceso.

La idea es que en el año 2022 se puedan empezar a mover mercancías en este enclave de 920.000 m², que supondrá un crecimiento del 20,42% del espacio para actividades logísticas.

En concreto, se podrán construir naves de hasta 370.000 m² y se espera un incremento de los tráficos de entre dos y cuatro millones de toneladas al año.

La inversión prevista por la Autoridad Portuaria para la ZAL es de 31,4 millones entre 2020 y 2023, año en que entrará en funcionamiento en Guadalajara la terminal Puerta Centro, que conectará el puerto con el centro peninsular. Asimismo, la inversión se acompañará de otras de carácter igualmente estratégico, como la mejora y modernización de la terminal intermodal de La Boella.

La ZAL del puerto de Valencia

En cuanto a la Zona de Actividades Logísticas de Valencia, en el verano de 2021 Sepes ha formalizado el acta de inicio de las obras de acondicionamiento de este espacio, adjudicadas a la UTE compuesta por Edificación Logística, Industrial y Terciaria y Arias Infraestructuras por 3,3 millones de euros, con una duración prevista de 10 meses.

La ZAL cuenta en este caso con una superficie de 72 hectáreas, de los que 683.232 m² pertenecen propiamente a este área y el resto está destinado a los accesos ferroviarios al puerto.

El objetivo es potenciar la actividad del puerto, mediante la instalación de proveedores de servicios y actividades logísticas en su entorno inmediato, fomentando la actividad económica de la ciudad y de toda la Comunidad Valenciana.

Ya en el verano de 2020, el Consejo de Administración de Valencia Plataforma Intermodal y Logística, VPI Logística, adjudicó las primeras cuatro parcelas de la ZAL a Grupo Raminatrans, QA Pimba, MSC y Medlog Iberia, que invertirán un total de 73,4 millones de euros.

El Área Logística Bahía de Algeciras se articula territorialmente en cuatro sectores funcionales sin continuidad espacial.

Esta cantidad se distribuye entre los 9,21 millones de Raminatrans para levantar una nave de 15.496 m², los 8,63 millones de QA Pimba en una instalación de 21.512 m², 19,86 millones de MSC en la construcción de una nave de 20.200 m² y 35,76 millones de Medlog en otra de 25.400 m².

Además, se encuentra paralizado, tras quedar desierto durante la crisis sanitaria, el concurso para la adjudicación de un derecho de superficie sobre las tres parcelas restantes disponibles en la ZAL, que suman un 107.000 m².

Conviene apuntar que en la inversión recogida en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2022, se incluyen 34.077.000 euros para la sociedad VPI Logística, de los que 28.998.000 se destinarán a la adquisición de parcelas urbanizadas de la ZAL.

Nuevos avances en Andalucía

En el caso del puerto de Huelva, el proyecto de la Zona de Actividades Logísticas, que contará con unas 60 hectáreas en la Punta del Sebo, es esencial para su futuro desarrollo y de las empresas de la zona.

A finales de agosto, la Autoridad Portuaria adjudicó el concurso para la asistencia técnica en la redacción del proyecto de acondicionamiento y urbanización de los terrenos. Con un importe de de 283.866 euros, el contrato cuenta con un plazo de cuatro meses.

Una vez definidas las actuaciones para la adecuación de los terrenos para usos logísticos e industriales, así como la posterior urbanización, y las soluciones de integración medioambiental y tecnológicas necesarias, la Cámara de Comercio y la Autoridad Portuaria activarán el plan de comercialización, para facilitar la implantación de las empresas en la zona.

Cabe apuntar que la ZAL del puerto de Huelva contará con ventajas competitivas adicionales gracias a las sinergias que se generarán con el Hub Logístico del Frío.

En cuanto al modelo de comercialización, la Autoridad Portuaria sigue avanzando en un plan para la implantación de empresas logísticas centrado en los sectores que considera de mayor potencial: el industrial, el agroalimentario, el sanitario y el de logística general, este último con especial dedicación al e-commerce y la distribución urbana.

Además, ya ha trascendido que el Servicio Andaluz de Salud contará con una nave de unos 3.000 m² en la Zona de Actividades Logísticas, sobre una parcela de 21.200 m².

De cara al próximo año, se ha incluido en el proyecto de los Presupuestos Generales una partida de siete millones para el acceso y reordenación viaria a la ZAL, cuyo presupuesto total asciende a 29 millones.

Con la entrega de la nave de Decathlon, el suelo logístico de la ZAL Port ha alcanzado el 100% de desarrollo.

A lo largo de 2021, también se han producido avances en el desarrollo del sector de San Roque del Área Logística Bahía de Algeciras, en concreto en lo que se refiere a la urbanización de la zona intermodal.

En la primera fase de las obras, las actuaciones se han centrado en mejorar las condiciones geotécnicas del terreno, mientras que en la segunda, cuyos trabajos licitó en agosto la Junta de Andalucía por 18.914.695 euros, se pretenden finalizar las actuaciones necesarias para iniciar la operativa.

Esto supone la adecuación de la parcela, acometiendo la urbanización general de los terrenos y la dotación de los servicios necesarios para su puesta en marcha.

El proyecto incluye la construcción de un vial de enlace entre la ZAL, el sector 2 Guadarranque y la terminal de mercancías de Adif. En este sentido, se desarrollará un nuevo módulo intermodal en la terminal, que permitirá el cambio del modo terrestre al ferroviario.

El Área Logística Bahía de Algeciras se articula en cuatro núcleos o sectores sin continuidad espacial, con una superficie total de 2.876.00 m². Actualmente están en servicio El Fresno, con 41 hectáreas, y la primera fase de San Roque, con 55. En la futura ampliación del área logística, se sumarán los sectores de El Cañuelo y Cortijo Grande -Villegas.

En otro orden de cosas, es preciso poner el foco en el crecimiento de la ZAL del puerto de Motril, que según la Autoridad Portuaria pasará del 20% de ocupación a principios del año 2021 a más de un 90% de cara a 2023.

La Autoridad Portuaria ha invertido este año 2,9 millones en las obras de una nueva zona de servicios y estación de suministro en este espacio, con 350.000 m² en total.

Además, ha recibido diversas solicitudes de empresas interesadas en instalarse en este espacio. Una de ellas es Algescom, que desarrollará una plataforma logística para el almacenamiento y distribución de mercancías.

En cuanto a la ZAL de Sevilla, que gestiona Merlin Properties, cabe apuntar que la socimi tiene previsto instalar placas fotovoltaicas sobre las cubiertas de los edificios para fomentar el autoconsumo, en el marco de un proyecto que afectará a numerosos activos de su cartera. Su intención es ofrecer a los inquilinos la energía verde producida con un descuento, de modo que puedan beneficiarse de activos más sostenibles.

La ZAL de Barcelona, un valor al alza

En cuanto a la ZAL del puerto de Barcelona, el proyecto ha seguido creciendo en 2021 con la inauguración de nuevas naves como la de Decathlon, que cuenta con 95.987 m² desarrollados sobre una parcela de 167.751 m² .

Con esta instalación, que recibirá la certificación Leed Platinum, se finaliza el 100% de desarrollo de suelo logístico de la ZAL Port. Por ello, el IV Plan Estratégico 2021-2025 del puerto prevé la búsqueda de nuevo terreno logístico mediante la colaboración público-privada para que la ZAL pueda ganar espacio.

Entre los últimos desarrollos en la zona, destaca tambiénel almacén de Embalex de 12.000 m² de superficie y un hub de distribución de Envialia con una capacidad de gestión de más de 700.000 paquetes al mes.

Asimismo, Maersk ha suscrito un contrato con Cilsa para la construcción llave en mano de una nave logística de 8.168 m², que estará terminada en el primer trimestre de 2022.

A nivel de sostenibilidad, aunque el certificado Leed es voluntario, para la ZAL Port es un requisito indispensable para todas las nuevas promociones construidas desde 2016.