El puerto de Castellón tiene por delante el desarrollo de diversas infraestructuras que se irán concretando este año.

En este sentido, las más inmediatas son la reversión del edificio de la Comandancia de Marina y de una nave del pesquero cedida a la Conselleria de Educación, así como el retorno de la Aduana al puerto.

De igual manera, la Autoridad Portuaria de Castellón también tiene previsto aprobar en breve la nueva delimitación de espacios y usos portuarios que permitirá enajenar activos.

Por otra parte, este año, el puerto quiere consolidar el proyecto de la Zona de Actividades Logísticas, así como firmar el convenio para el acceso sur ferroviario y avanzar en la elaboración del proyecto constructivo de la estación intermodal.

Así mismo, entre las inversiones propias de la Autoridad Portuaria, también se trabajará en la conexión ferroviaria interna, el nuevo atraque de líquidos y la mejora de la seguridad con la red contra incendios en la dársena sur.

Además, los responsables del enclave portuario castellonense esperan las inversiones privadas por valor de 37,2 millones en el muelle de la Cerámica lo colocarán a la vanguardia de protección ambiental en el tratamiento de graneles sólidos, factor que puede ayudar a consolidar su petición para pasar del grupo tres al dos en el marco de actuación del Organismo Público Puertos del Estado, tal y como desean.