El Instituto para la Transición Justa, dependiente del Ministerio para la Transición Energética y el Reto Demográfico, ha puesto en marcha el registro de trabajadores afectados por el cese de actividad de las centrales térmicas de carbón.

Esta herramienta está dirigida a los trabajadores de las nueve centrales térmicas, y sus empresas auxiliares, que han cerrado en cumplimiento de la normativa europea, y se centrará en canalizar, de forma prioritaria, las oportunidades de empleo, vinculadas al desmantelamiento de estas instalaciones.

La constitución del registro forma parte del acuerdo rubricado el pasado mes de abril por los Ministerios de Trabajo y Economía Social y para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Comisiones Obreas, UGT y las empresas titulares de las centrales térmicas Endesa, Iberdrola y Naturgy.

De este modo, el registro facilitará a los trabajadores inscritos acceso prioritario en las contrataciones que conllevarán, en el corto plazo, los preceptivos proyectos de desmantelamiento y la restauración ambiental de las zonas vinculadas hasta el momento a las centrales.

De igual manera, esta herramienta permitirá canalizar las ofertas de empleo que surjan como resultado de las inversiones previstas y permitirá realizar un seguimiento de las acciones de formación que se activen para los trabajadores de las centrales y de sus empresas auxiliares, con el fin de garantizar su empleabilidad.