Los agentes sociales han firmado este lunes un nuevo acuerdo, que será ratificado en el Consejo de Ministros de hoy martes, para prorrogar los ERTEs por fuerza mayor hasta el 30 de junio de 2020 para aquellas empresas que no puedan reanudar su actividad por causas de fuerza mayor.

Así pues, las empresas que puedan recuperar parcialmente su actividad podrán proceder a la incorporación de personas trabajadoras, afectadas por ERTE, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

En este mismo sentido, las empresas deberán comunicar a la autoridad laboral la renuncia total, en su caso, al ERTE en un plazo de quince días.

De igual modo, se mantiene la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social para las empresas que continúen en ERTE de fuerza mayor total, exoneración que será del 75% para empresas de 50 o más trabajadores.

Además en el Acuerdo se introduce una nueva categoría de ERTE para las empresas que puedan reiniciar su actividad, denominado «de fuerza mayor parcial», que durará hasta el próximo 30 de junio.

Durante este período, las empresas pueden combinar trabajadores en actividad y suspendidos, de tal modo que por todos ellos habrá exoneraciones en las cuotas que se pagan a la Seguridad Social.

Las organizaciones empresariales destacan «el hecho de que se abra de esta forma un nuevo proceso de negociación para ampliar el acompañamiento a las empresas y personas trabajadoras más afectadas más allá del mes de junio«.