puerto malaga

La nueva dársena contará con un total de 31 puestos de atraque.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Málaga ha adjudicado, en su última reunión de esta semana, la construcción y explotación de la dársena de megayates en los muelles 1 y 2 del recinto malacitano a IGY y Ocean Capital Partners, en colaboración con el empresario malagueño Domingo de Torres, fundador del operador logístico con sede en la localidad malagueña de Antequera Acotral.

La nueva dársena cuenta con una superficie de agua de 41.484 m2, así como con la correspondiente superficie de tierra de 4.830 m², para una longitud de muelle de 770 metros, a lo que se añade, además, el edificio situado en la parte más al sur de la Farola y dos parcelas anexas. Así mismo, el conjunto total dispone de 745,27 m² destinados a la recepción, registro, control y otros servicios complementarios para atender la demanda de esta actividad.

Los concesionarios tienen prevista una inversión estimada de once millones de euros para transformar la marina existente y su infraestructura.

En el proyecto adjudicado se han previsto un total de 31 puestos de atraque. Un total de 16 de ellos se ubicarán en el Muelle 1, para embarcaciones de entre 30 y 100 metros de eslora, y los otros 15 irán en el Muelle 2 para esloras comprendidas entre los 30 y los 50 metros.

De este modo, la Autoridad Portuaria de Málaga estima un impacto anual de algo más de 100 millones de euros anuales, lo que, a su juicio, va a suponer una dinamización económica del territorio, así como la creación de más de 800 puestos de trabajo sumando los empleos directos, indirectos e inducidos.

Además, tanto el puerto como la ciudad de Málaga dan, con este proyecto, un paso decisivo en su apuesta por convertirse en un enclave de referencia para el turismo náutico, cultural y gastronómico a nivel mundial.